hidrógeno
Fronius Solar Energy ha inaugurado en Thalheim, cerca de Wels, la primera estación verde de repostaje de hidrógeno en Austria, que dará servicio a nivel interno. Con ayuda de la energía solar, esta estación de servicio genera hidrógeno limpio que se puede utilizar para impulsar vehículos con pila de combustible. 

El hidrógeno tiene un papel clave para la combinación de diferentes sectores energéticos, es decir, para el uso eficiente de energías renovables que generan energía, calor y movilidad. Por ello, Fronius también trabaja en el desarrollo de soluciones para producir hidrógeno verde a partir de la energía solar sobrante de instalaciones fotovoltaicas. Con esta instalación de repostaje SOLH2UB en Thalheim, la empresa demuestra el excelente funcionamiento de este concepto.

Ubicada en la sede de desarrollo de Fronius, la estación piloto inició en mayo su periodo de prueba. Mediante electrólisis, se genera hidrógeno principalmente gracias a la energía solar sobrante, que se utiliza después para vehículos propulsados por pila de combustible. Además, esta energía se puede almacenar para su reconversión en corriente eléctrica y calor. Fronius también se encarga del desarrollo de los componentes necesarios, tales como instalaciones de electrólisis y pilas de combustible fijas.

Tras la inauguración oficial a mediados de octubre, la instalación empezará con su normal funcionamiento. “SOLH2UB sirve como núcleo central para la energía solar, permitiendo la innovadora combinación de los sectores energía, movilidad y calor”, explica Martin Hackl, director de Solar Energy. “Estamos convencidos de que el hidrógeno tiene el potencial necesario para convertirse en una de las fuentes energéticas del futuro e impulsar la combinación de sectores energéticos y, por ende, también la revolución energética”.

“SOLH2UB permite, por primera vez, obtener auténtico hidrógeno ecológico a partir de energía solar —añade Thomas Rührlinger, del departamento de desarrollo de soluciones de hidrógeno— y, además, exactamente allí donde se necesita”. Esta característica brinda muchas ventajas, por ejemplo, a empresas (comerciales e industriales) y administraciones: el hidrógeno se puede almacenar de manera muy fácil, y está disponible in situ para el repostaje de los vehículos con pila de combustible o, en caso necesario, reconvertirse en energía utilizando una pila de combustible fija. Así, el calor generado tanto durante la producción de hidrógeno como durante la reconversión en energía puede aprovecharse directamente in-situ. Otra ventaja es la disminución de la carga en la red gracias a que  la energía se consume principalmente en el lugar en el que se produce.

Hidrógeno como combustible para vehículos de alta demanda energética

Dentro de la movilidad, el hidrógeno tiene un potencial enorme para vehículos con alta demanda energética como, por ejemplo, vehículos municipales, furgonetas, autobuses o camiones. Esta fuente de energía es 100% renovable, y destaca por su largo alcance y tiempos de repostaje cortos. “La energía solar impulsa los vehículos —comenta Hackl— que, además, ¡solo emiten vapor de agua!”.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here