BYD

Como consecuencia de las drásticas subidas del coste de las materias primas, muchas compañías de vehículos eléctricos en China se han visto obligadas a aumentar el precio de venta de sus modelos. Algunos grandes como Tesla y BYD ya han acometido estas subidas, respaldados por unas cadenas de suministro más seguras, una fortaleza con la que no cuentan otros actores de menor magnitud que podrían verse obligados incluso a eliminar modelos de sus catálogos.

Otro ejemplo de esta situación lo protagoniza Xpeng, que ha elevado los precios de sus vehículos en un rango entre 1.587 y 3.140 dólares. La empresa estatal SAIC-GM Wuling se ha visto obligada a aumentar el coste de sus vehículos.

Las empresas están luchando con el creciente coste de las materias primas que son componentes en las baterías, así como con la continua escasez de semiconductores que lleva afectando al mercado mundial durante los útimos meses.

Subida del precio del litio

Tras experimentar breves picos en 2016 y 2017, los precios del litio siguieron una tendencia a la baja hasta 2021. El año pasado registró un exagerado aumento del 497%. En la siguiente tabla, se muestran los cambios de forma trimestral en los precios del litio en 2021.

Después de breves picos en 2016 y 2017, los precios del litio estuvieron en una tendencia bajista hasta 2021. Con ese contexto, es seguro decir que el aumento del 497% del año fue nada menos que dramático.

Tabla: TradingEconomics.

Previsiones de futuro

Según informa TechNode, los analistas anticipan que el aumento de precios no tendrá un gran impacto en las entregas de los fabricantes de automóviles a corto plazo, gracias a que los principales actores disfrutan de retrasos masivos de pedidos en el mercado.

El tiempo de espera para los nuevos pedidos del Model 3 de Tesla en China va ahora de 20 a 24 semanas, en comparación con las seis semanas de espera que había en abril de 2021. Por su parte, desde que se pide el P7 de Xpeng hasta que se recibe pasan al menos 12 semanas.

A largo plazo, los fabricantes chinos de vehículos eléctricos podrían implementar estrategias de precios más flexibles, reduciendo los precios a costa de sus márgenes para garantizar el crecimiento, si la alta demanda actual de vehículos eléctricos se desacelera a finales de este año. Algunos fabricantes de automóviles ya se están preparando para más ajustes de precios, lo que significa que podrían proporcionar promociones o descuentos para mantener sus objetivos de volumen si la demanda comienza a debilitarse durante la segunda mitad de este año.

Te puede interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí