nvidia

El fabricante estadounidense de chips de alto rendimiento Nvidia ha informado de que ha cerrado acuerdos con fabricantes chinos de vehículos eléctricos interesados en utilizar la tecnología de la compañía para sumar valor añadido a sus características de software. Este hecho podría atraer a clientes potenciales de vehículos eléctricos que optan por las prestaciones de software de Tesla.

El vicepresidente de Nvidia, Ali Kani, utilizó una presentación en la conferencia de tecnología CES para enumerar a varios fabricantes chinos de vehículos eléctricos (EV) que utilizarán la tecnología DRIVE de Nvidia como parte de los cerebros informáticos de los nuevos vehículos, incluidos Polestar, Xpeng, NIO, IM Motors, Li Auto y R Auto. Del mismo modo, la compañía informó de que los proveedores de automóviles y los fabricantes por contrato Desay, Flex, Quanta, Valeo y ZF también utilizarán su plataforma Drive como base para los sistemas de conducción automatizada en los vehículos que diseñan para las marcas de vehículos eléctricos.

La presentación del martes subrayó la importancia del dinámico sector de vehículos eléctricos de China para la compañía estadounidense de chips, en su esfuerzo por expandir su negocio automotriz, que supone actualmente ahora una pequeña parte de sus ingresos anuales totales, proyectados en más de 26 mil millones de dólares.

Retos para Nvidia

La compañía debe jugar ahora bajo el contexto de las tensiones existentes entre Estados Unidos y China. Actualmente, las regulaciones chinas prohíben que los datos generados por los vehículos en China se exporten. Nvidia utiliza socios chinos y centros de datos chinos para garantizar que los datos utilizados para entrenar la inteligencia artificial en los automóviles permanezcan en China.

Advertisement

Los fabricantes automovilísticos están compitiendo para igualar las características de software de Tesla, que pueden cambiar la forma en que funcionan los vehículos, el alcance de la batería o el nivel de capacidad de conducción autónoma a través de actualizaciones inalámbricas.

Los ordenadores de a bordo de alta potencia son esenciales para lo que la industria llama “vehículos impulsados por software”. Esta situación está creando nuevos mercados para compañías como Nvidia, cuyo negocio principal es diseñar chips potentes para centros de procesamiento de datos y equipos de videojuegos.

Te puede interesar

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Please enter your name here