endesa

Endesa ha dado comienzo a una prueba piloto con el objetivo de fomentar el desplazamiento de sus empleados en vehículo eléctrico con la instalación de puntos de carga para los mismos en 8 subestaciones situadas en el Baix Llobregat, Alt Penèdes y Garraf (Barcelona). En este aspecto, hace poco menos de un mes el Banco Europeo de Inversiones anunció que destinaría 35 millones de euros a Endesa para la instalación de 8.500 millones de euros.

La nueva iniciativa de la energética quiere que los trabajadores dispongan de puntos de carga para vehículos eléctricos en las instalaciones donde llevan a cabo su jornada laboral. Así, se persigue favorecer la movilidad eléctrica entre las tres comarcas barcelonesas y la reducción de emisiones de CO2.

Esta prueba piloto, la primera que se hace en el conjunto de España, ha aprovechado la renovación y ampliación de la flota corporativa de Endesa en estas zonas, y ha escogido la ubicación de los puntos de recarga en función de la distancia a la base y a otras subestaciones.

Ubicación de los puntos de carga

En concreto, los puntos de recarga se han colocado en las subestaciones eléctricas de Abrera, Begues, Cervelló y Sant Just Desvern, en el Baix Llobregat; en Vilafranca del Penedès y Subirats, en el Alt Penedès, y en Vilanova y la Geltrú, en el Garraf.

Por último, también habrá un punto de recarga en la subestación eléctrica de Castellbisbal (Barcelona), en el Vallès Occidental. El criterio de elección de esta ubicación ha sido la proximidad al resto de puntos de carga y su situación como zona de transición al Baix Llobregat.

Impulso del BEI a la infraestructura de carga de Endesa

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) anunció el pasado 30 de julio que facilitaría 35 millones de euros a Endesa para impulsar la movilidad eléctrica en nuestro país. La cantidad se destinará a la instalación de 8.500 puntos de carga en un plazo de cuatro años. Los primeros 2.000 puntos estarán desplegados en la red principal de autovías y en las principales áreas urbanas del país antes de acabar el año.

El objetivo de la energética es cubrir 15.000 kilómetros y las ciudades con más de 35.000 habitantes. De esta forma, el conductor del vehículo eléctrico podrá disponer de un punto de recarga cada 100 km.

Te puede interesar

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here