El primer Volvo eléctrico será un diseño nuevo y llegará en 2019

Volvo pondrá en el mercado en 2019 su primer coche eléctrico que será la versión de producción del concept 40.2 que ya pudimos ver el año pasado. Será un hatchback con aspecto de cupé diseñado para albergar esta tecnología.

Volvo ha confirmado oficialmente que en 2019 lanzará un modelo eléctrico. Esta es toda la información por parte del fabricante que tenemos hasta ahora. Es muy probable que uno de sus vehículos más populares el XC40 cuente con versión eléctrica. El año pasado Volvo presentó dos nuevos concepts denominados 40.1 y 40.2. El primero adelantaba las líneas del XC40 y el segundo las del V40.

Sin embargo el prototipo 40.2  se convertirá en un nuevo modelo dentro de la gama de Volvo. Se basará en la nueva plataforma modulas compacta (CMA) de Volvo sobre la que se construyen los modelos más pequeños del fabricantes además de los de su empresa matriz Geely. Esta arquitectura permite la instalación tanto de trenes motrices convencionales como eléctricos.

Los requisitos de un coche eléctrico varían cada mes

El concept que habíamos visto contaba con una autonomía de 350 kilómetros. El jefe de I+D de Volvo, Henrik Green, añadió que la versión de producción podría alcanzar hasta los 500 kilómetros: “Esa es la meta hacia la que apuntamos. Estamos en medio del desarrollo y constantemente buscamos nuevas mejoras. Hoy en día es bastante diferente al desarrollo de un automóvil en comparación con hace cinco o diez años, cuando se establecían los requisitos con tres o cuatro años de antelación. Ahora parece que cada mes estamos actualizándolos,  tratando de agregar nuevos límites competitivos al automóvil,  porque la tecnología se está moviendo tan rápido que el objetivo también está en movimiento”.

Henrik Green, jefe de I+D de Volvo
Henrik Green, jefe de I+D de Volvo

Estamos construyendo un sistema modular para satisfacer diferentes tipos de clientes

Green confirmó que Volvo utilizará un sistema de batería modular para sus coches  eléctricos, pero aún está por decidir cuál será la autonomía mínima: “Estamos construyendo un sistema modular para satisfacer diferentes tipos de clientes, tanto en el tamaño de batería como en la configuración del motor eléctrico“, dijo Green. “El objetivo es hacer frente a la demanda con soluciones rentables y luego abordar un segmento más premium con más potencia y mayor alcance“.

Los motores de combustión han acostumbrado a los conductores a almacenar ‘excesiva autonomía’ en sus coches. “A medida que las generaciones crezcan conociendo solo vehículos eléctricos, creo que se establecerá un tamaño de batería menor. Quizás lo necesario para un día. Pero en el tiempo de transición, muchas personas acostumbradas a tener un largo alcance pagarán por tenerlo en su vehículo eléctrico”.

Plataforma CMA de Volvo para sus nuevos coches eléctricos
Plataforma CMA de Volvo para sus nuevos coches eléctricos

Versiones de modelos de combustión y eléctricos diseñados desde cero

Ante la cuestión de si los coche eléctricos deben contar con un diseño propio compartir con los de combustión Green afirmó “Es una buena pregunta. Nuestro objetivo es abordar ambos segmentos: aquellos que realmente quieren destacarse explícitamente para destacar que están conduciendo un coche eléctrico y aquellos que se quieren beneficiar de la tecnología eléctrica en un automóvil más tradicional. Sería lógico que los primeros en adoptar elijan los coches más expresivos”.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here