Volvo dará a elegir al menos entre dos tamaños de baterías en sus coches eléctricos

Volvo ha anunciado que ofrecerá múltiples configuraciones de la capacidad de batería en sus nuevos coches eléctricos. El fabricante sueco dispondrá en cada modelo al menos dos tamaños diferentes para la batería y para la potencia del motor.

La posibilidad de elegir entre múltiples opciones para el tamaño de la batería es una opción que hasta ahora solamente es ofrecida por Tesla. Una posibilidad que, alcanzado un cierto límite en el tamaño de este componente, parece bastante lógica, quizás más incluso que la de ofrecer diferentes potencias en el motor, algo que vemos normal en los coches de combustión.

Sin embargo hasta ahora, con baterías que rondaban los 20 ó 30 kWh (o incluso 40) no era lógico implementar esta posibilidad. Con las nuevas generaciones de coches eléctricos con baterías  a partir de 50 kWh esta será, probablemente, una estrategia comercial común a muchos fabricantes. Además, la posibilidad de limitar la capacidad por software y ofrecer posteriormente su actualización puede reducir el precio inicial del coche en el momento de la compra y permitir el acceso a ayudas que en algunos países, como el nuestro, tiene un límite (32.000 € en el caso de España, antes de impuestos).

El primer eléctrico de Volvo llegará en 2019 con 100 kWh de batería

Por ahora ha sido el fabricante sueco Volvo el que ha anunciado que ofrecerá múltiples tamaños de batería en cada uno de sus modelos eléctricos. Una opción que extenderá a la potencia del motor.  El jefe de I + D de Volvo, Henrik Green, ha asegurado a Auto Express en una reciente entrevista que “Para cada modelo eléctrico, generalmente tendremos al menos dos tamaños diferentes de batería. La variante base será más económica, pero con una autonomía ligeramente limitada. Luego habrá una opción con la batería más grande a un precio más alto, pero con más alcance y más potencia”.

Volvo lanzará su primer coche eléctrico en 2019. Será un modelo compacto que ofrecerá  más de 400 kilómetros de autonomía y cuyo precio rondará los 35.000-40.000 dólares, y que posiblemente esté basado en el actual V40. También a partir de 2019 el fabricante anuncia que todos los modelos de su gama tendrán un motor eléctrico. Esto no quiere decir que vaya a prescindir del motor de combustión. En principio se tratará de variantes híbridas de gasolina y diésel, enchufables y no enchufables.

En la entrevista Green también reveló que Volvo tiene intención de lanzar modelos de segmentos más pequeños, como por ejemplo un SUV compacto, también fabricado sobre la nueva plataforma CMA, algo que ya insinuó en su día el exdirector de Volvo América Lex Kerssemakers.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here