Batería de iones de litio, 2020, Porsche AG.

En un contexto de creciente popularidad de los vehículos eléctricos, uno de los desafíos a los que se enfrenta el sector es el aumento de los precios del litio, un elemento imprescindible en las baterías de los coches eléctricos.

Según informa Mining.com, durante la primera semana de 2022, los precios del carbonato de litio, indispensable en las baterías de fosfato de hierro y litio (LFP), alcanzaron un máximo de 47.500 dólares por tonelada en China.

En este gráfico se muestra el crecimiento exponencial de los precios del litio y de las ventas de los vehículos eléctricos en China entre 2015 y 2021.

precios del litio

Los cambios en el precio del litio

Tras experimentar breves picos en 2016 y 2017, los precios del litio siguieron una tendencia a la baja hasta 2021. El año pasado registró un exagerado aumento del 497%. En la siguiente tabla, se muestran los cambios de forma trimestral en los precios del litio en 2021.

Advertisement

Después de breves picos en 2016 y 2017, los precios del litio estuvieron en una tendencia bajista hasta 2021. Con ese contexto, es seguro decir que el aumento del 497% del año fue nada menos que dramático.

Imagen: TradingEconomics.

Mientras los productores de baterías de vehículos eléctricos pugnaban por mantenerse al día en mitad de una creciente demanda de carbonato de litio, los precios se multiplicaron por seis en el transcurso del año.

Este aumento se acentuó en octubre cuando Tesla anunció un cambio a baterías LFP para todos sus automóviles de gama estándar. Anteriormente, Tesla solo usaba baterías LFP para automóviles producidos en China.

El cambio de Tesla a baterías LFP

LFP fue la química catódica inicial utilizada en las baterías de iones de litio para vehículos eléctricos en China, el mayor mercado de vehículos eléctricos del mundo. Con el tiempo, las preferencias de los consumidores hacia vehículos con mayor autonomía, impulsaron a los fabricantes hacia cátodos de litio níquel manganeso cobalto (NMC) de mayor densidad, que otorgan mayor rango de conducción con una sola carga.

Sin embargo, la mayor parte del cobalto utilizado en las baterías NMC proviene de la República Democrática del Congo, donde la extracción de cobalto está asociada con varios problemas humanitarios. Esta situación, junto con el alto coste del cobalto, obligaron a los fabricantes a buscar alternativas.

Así, algunos fabricantes automovilísticos como Tesla han vuelto a los cátodos LFP, que no requieren litio y son relativamente más baratos de fabricar.

La demanda de litio seguirá creciendo

Según BloombergNEF, las ventas globales de vehículos eléctricos estaban en camino de alcanzar los 6,3 millones de unidades en 2021, casi el doble del total de 2020.

Sin embargo, a pesar de este crecimiento, la adopción de vehículos eléctricos tiene un largo camino por recorrer, ya que representan solo el 4,3% de las ventas mundiales de automóviles en 2020. Aun así, los metales necesarios en la fabricación de baterías como el litio continuarán teniendo una gran demanda durante los próximos años.

Fuente: Mining.com

Te puede interesar

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Please enter your name here