Ni etiqueta D, ni endurecimiento de las condiciones para conseguir la Cero Emisiones. Pere Navarro, director general de Tráfico, ha confirmado que no habrá cambios en las etiquetas medioambientales; al menos no en esta legislatura

La Dirección General de Tráfico (DGT) comenzó el año con una (larga) lista de tareas por afrontar. Además de reformar la actual Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos y Seguridad Vial (con cambios que afectan a los Vehículos de Movilidad Personal), anunció su intención de actualizar la clasificación medioambiental de los vehículos en circulación.

Fue hace cinco años cuando la DGT decidió etiquetar a los vehículos en función de sus emisiones contaminantes. Lo hizo con el objetivo de poder discriminar de manera positiva a las más limpios: una pegatina colocada en el parabrisas delata a los enchufables y los diferencia de los modelos de combustión con lo que facilita su acceso a ventajas como las zonas ORA gratuitas, descuentos en peajes…

Etiquetas de la DGT: qué son, qué ventajas y multas conllevan, cómo conseguirlas…

El etiquetado medioambiental fue resultado del trabajo conjunto entre la DGT y fabricantes, distribuidores… Se acordó clasificar los vehículos en cuatro grandes grupos:

  • Etiqueta B (amarilla): turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero del año 2000 y de diésel a partir de enero de 2006. Vehículos de más de 8 plazas y de transporte de mercancías tanto de gasolina como de diésel matriculados a partir de 2005
  • Etiqueta C (verde): turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero de 2006 y diésel a partir de 2014. Vehículos de más de 8 plazas y de transporte de mercancías, tanto de gasolina como de diésel, matriculados a partir de 2014
  • Etiqueta ECO (azul y verde): son los híbridos enchufables con autonomía menor de 40km, los vehículos híbridos no enchufables (HEV), vehículos propulsados por gas natural (GNC y GNL) o gas licuado del petróleo (GLP).
  • Etiqueta CERO (azul): son vehículos eléctricos de batería (BEV), vehículos eléctricos de autonomía extendida (REEV), vehículos eléctricos híbrido enchufable (PHEV) con una autonomía mínima de 40 kilómetros o vehículos de pila de combustible de hidrógeno

Quedan fuera, sin etiqueta, los llamados vehículos A: los diésel matriculados antes de 2006 o los gasolina matriculados antes del año 2000.

La propuesta ecologista

Fueron muchas las voces que se alzaron entonces para aplaudir la catalogación de la DGT; también las hubo en contra. Estas últimas han ido aumentado en los últimos años, pidiendo una renovación de la clasificación y unos requisitos acordes a la situación actual.

PHEV, BEV, EV, FCEV, HEV, EREV o PHEV-RE. Todos los tipos de coches eléctricos y el significado de sus siglas

Tres son las peticiones de los ecologistas para conseguir una clasificación medioambiental “más justa y real”:

  • Sacar de la categoría CERO Emisiones a los híbridos enchufables con una autonomía eléctrica superior a los 40 kilómetros y reservarla únicamente para los vehículos con emisiones nulas in situ como los eléctricos puros (BEV) y los de pila de combustible de hidrógeno. “Si tiene tubo de escape no puede ser cero emisiones”, sostienen.
  • Eliminar la etiqueta ECO. “La etiqueta ECO es cualquier cosa menos ecológica”, asegura Adrián Fernández, coordinador de la campaña de movilidad de Greenpeace España.
    “Esta pegatina incluye vehículos a gas, un combustible fósil y que no contribuye a la descarbonización; también se consideran ECO los vehículos híbridos, incluso los de mayor peso y cilindrada, muchos de los cuales resultan menos eficientes que sus equivalentes con motor de combustión interna”, apunta haciendo referencia a los híbridos convencionales y a los llamados mild-hybrid.
  • Crear la etiqueta D. Para sustituir la etiqueta ECO, las organizaciones ecologistas proponen incorporar un nuevo distintivo con la letra D que agruparía a todos los híbridos (también los enchufables) y a los vehículos nuevos de combustión interna (incluidos los de gas) que cumplan la normativa europea de emisiones Euro 5 o 6 en el caso de los coches de gasolina, y la Euro 6d en el caso de los vehículos diésel.

La DGT confirma que no habrá cambios

Volvemos a principios de 2021, Pere Navarro, director general de Tráfico anunció entonces que las nuevas etiquetas medioambientales se aprobarían en julio. Cuatro meses después, las pegatinas de la DGT siguen como estaban y seguirán así, al menos, dos años más.

“No habrá cambios en la etiquetas medioambientales en esta legislatura”, ha confirmado Pere Navarro.

El director general de Tráfico ha zanjado la polémica durante su intervención en el ‘II Simposio del Observatorio de la Movilidad organizado por El Español-Invertia”.

Preguntado por las acusaciones de asociaciones ecologistas que hablan de “bloqueo de la DGT para beneficiar a los fabricantes”, Navarro ha recordado que una de las condiciones impuestas para la reforma de las etiquetas era hacerlo “con el consenso del sector, con los ayuntamientos y con el sector de la automoción”.

“Reunidos con los fabricantes nos han dicho estamos ante la tormenta perfecta”, ha afirmado el responsable de Tráfico. De este modo confirma que la DGT ha optado por apoyar a las marcas en un momento en el que acumulan pérdidas por la pandemia y la crisis de semiconductores.

“Parece que en este entorno no es el momento oportuno; todo el mundo va a entender que es un tema de oportunidad”, sentencia Navarro. Y ante la pregunta que lo resume todo ha dejado claro que “no, no se van a cambiar las etiquetas medioambientales en lo que queda de legislatura”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí