coches eléctricos

Muchas empresas, autónomos y particulares se están planteando realizar una transición energética de su movilidad, cambiando sus coches de combustión por un renting de coches eléctricos o híbridos enchufables.

El objetivo está claro: ir hacia una movilidad sostenible y hacia una economía neutra en carbono. Los vehículos eléctricos mejoran el medio ambiente y la calidad del aire de las ciudades, y también ayudan a cumplir con los objetivos de responsabilidad social corporativa, reduciendo la huella de carbono de la empresa. Además, tienen un coste de uso muy inferior por consumo energético y mantenimiento, y ofrecen ventajas de movilidad, como el acceso ilimitado a ciudades o el aparcamiento gratuito.

Como sucede con cualquier gran salto tecnológico, dar el paso a la electrificación puede generar muchas dudas e incertidumbres. En Arval nos ponemos al lado de nuestros clientes para ayudarles y acompañarles en ese proceso, con un asesoramiento experto y de confianza. Te diremos por qué, cuándo y cómo los vehículos eléctricos son una buena opción para tu negocio y, en ese momento, te ayudaremos con la transición.

Una metodología única para apoyar a nuestros clientes

¿Cómo lo hacemos? Con el equipo experto de Arval Consulting, que desde 2008 ha llevado a cabo más de 9.500 misiones para clientes locales e internacionales; y con una metodología única: el enfoque SMaRT. Esta metodología, de cinco fases, ayuda a los clientes a definir e implementar la estrategia de transición energética de su movilidad.

  • La primera fase es definir objetivos de movilidad y la estrategia de flota a futuro, desde un punto de vista sostenible.
  • Después se realiza un análisis de la flota del cliente para detectar qué parte no se ajusta a las ambiciones de sostenibilidad de la empresa, comparándola con los datos de mercado y realizando una evaluación de la flota actual mediante los KPI de Responsabilidad Social Corporativa.
  • En la tercera fase se le plantea al cliente un esquema a medida. Esto se realiza con el proceso de calculadora SMaRT, que combina los perfiles de conductores para encontrar la mejor opción de propulsión desde la perspectiva energética, teniendo en cuenta la RSC y el TCO (Coste Total de Propiedad) de cada cliente.
  • En la cuarta fase se proponen opciones de movilidad alternativas que podrían funcionar para el cliente.
  • En la quinta y última fase se determinan objetivos viables, simulando escenarios probables, y se mide el progreso logrado.

Una oferta integral

Advertisement

Pero Arval no se queda ahí, porque somos conscientes de las necesidades de un cliente que está electrificando su flota. Por eso también ofrecemos una solución de infraestructura de carga dimensionada para cada necesidad concreta e incluida en el contrato de Renting. Arval incluye la infraestructura de carga, que instalamos tanto en su establecimiento como en las viviendas de sus empleados. Y también aseguramos el acceso a puntos de carga públicos.

¿Son mucho más caros los coches eléctricos?

Los coches eléctricos tienen un coste por kilómetro considerablemente inferior al de los modelos de combustión. Consumen menos energía y la electricidad es mucho más barata que combustibles como el diésel o la gasolina. El coste de energía de un coche eléctrico medio -como un Peugeot e-208- para un recorrido de 100 km oscila entre 0,50 y 2 euros (dependiendo de la tarifa eléctrica), frente a los 5 euros/100 km de su versión diésel equivalente.

Con todo lo dicho, el coste total de propiedad (TCO) de los vehículos eléctricos ya ha alcanzado la paridad con el de su equivalente de combustión en algunos países, para una serie de segmentos de vehículos, y esta tendencia tenderá a acelerarse. La reducción del precio y el incremento de los valores residuales favorecen la paridad del TCO entre los vehículos diésel o gasolina y los eléctricos.

Te puede interesar

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here