pila de hidrógeno

De Madrid a Japón, repasamos tres iniciativas que muestran como entidades públicas y privadas muestran su apoyo al uso del hidrógeno como combustible.

La pila de combustible de hidrógeno es una tecnología que puede generar electricidad a gran escala, adecuada para su aplicación en una amplia gama de soluciones de transporte, desde vehículos de pasajeros, comerciales o industriales hasta ferrocarriles o barcos, pasando por generadores eléctricos y otros dispositivos. También es una tecnología eficiente y respetuosa con el medio ambiente, que puede reducir muy significativamente las emisiones y la contaminación.

Aunque hay sectores que consideran que el hidrógeno es todavía una alternativa de lejana aplicación; otros se asocian para impulsar su uso como una alternativa a los combustibles fósiles con muchas posibilidades presentes.

A continuación repasamos tres iniciativas que muestran la implicación de entidades públicas y privadas en el desarrollo del hidrógeno como combustible.

Madrid y su apuesta por los autobuses de hidrógeno

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Madrid ha firmado un acuerdo de colaboración con el Centro Nacional del Hidrógeno (CNH2) para favorecer el desarrollo e implantación de tecnologías aplicadas a este combustible en el seno de la compañía madrileña.

La EMT avanza desde hace tiempo en su compromiso por hacer de la suya (cuenta con más de 2.000 autobuses) una flota poco contaminante. Su objetivo es disponer de una flota 100% limpia en 2030

La alianza entre la EMT y el Centro Nacional del Hidrógeno tendrá una duración de cuatro años prorrogables y contempla, entre otras modalidades de colaboración, una agenda de cooperación estrecha para favorecer el desarrollo tecnológico y la implantación de tecnologías aplicadas al hidrógeno y a las pilas de combustible en la empresa municipal. “La investigación científica en torno a este combustible, el asesoramiento mutuo y el intercambio de información son otros de los pilares de este compromiso”, explica EMT en un comunicado.

No es la primera vez que la empresa madrileña de transportes se implica en el impulso del hidrógeno como combustible.

  • Ha tomado parte en proyectos europeos con autobuses de pila de combustible. Entre 2003 y 2005, junto con otras ocho ciudades europeas, Madrid formó parte del proyecto CUTE (Clean Urban Transport for Europe) conjuntamente con Mercedes Benz. La EMT contó con tres autobuses propulsados por pilas de combustible alimentadas por hidrógeno, obteniendo unos resultados óptimos en cuanto a rendimiento y con emisiones contaminantes cero.
    EMT
  • La empresa municipal también estuvo inmersa en el proyecto City-Cell, de dos años de duración, recibiendo apoyo financiero de la UE y en colaboración con INTA, CIEMAT y la compañía Air Liquide. Entre los años 2003 y 2004 un autobús Iveco-Irisbús de la EMT propulsado por pila de combustible circuló por las calles de Madrid.

JH2A, la plataforma japonesa para impulso del hidrógeno como combustible

Toyota y otras ocho compañías niponas de diversos sectores anuncian la creación de una plataforma para promover de forma conjunta el uso del hidrógeno como fuente energética.

La iniciativa conjunta, bautizada JH2A (siglas de Asociación japonesa del Hidrógeno en inglés), cuenta con la participación, además de Toyota, de la tecnológica Toshiba, el fabricante de maquinaria Kawasaki Heavy, la siderúrgica Kobe Steel y la petrolera ENEOS, entre otras empresas industriales, energéticas y financieras.

El objetivo de esta iniciativa es “promover la creación de una cadena de suministro de hidrógeno y establecer colaboraciones con otros actores globales del sector”, así como “contribuir a que Japón mantenga su liderazgo mundial” en el uso deeste recurso energético, según explican los responsables del proyecto.

Las empresas participantes destacan el potencial del hidrógeno como combustible alternativo a otros de origen fósil, y en el contexto actual de esfuerzos de la comunidad internacional para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y mitigar los efectos del cambio climático.

El camión de hidrógeno de Toyota e Hino, listo para 2022

Toyota lleva desarrollando la tecnología de pila de combustible más de 20 años, liderando la industria con la comercialización de vehículos como el Toyota Mirai y el Fuel Cell Bus —autobús eléctrico de pila de combustible de hidrógeno— o carretillas elevadoras y llevando a cabo extensas pruebas de verificación para otro tipo de vehículos alimentados con hidrógeno. 

En colaboración con Hino Motors, el fabricante japonés está desarrollando un camión de hidrógeno con 600 km de autonomía que comenzará a rodar en fase de pruebas reales de conducción en 2022.

Así lo han anunciado ambas compañías, firmemente convencidas de que el uso de vehículos de carga propulsados por hidrógeno mejorará las emisiones de CO2 del sector, que representa aproximadamente el 70% de todas las emisiones de CO2 de vehículos comerciales en Japón. 

1 Comentario

  1. autobuses y vehiculos pesados que no conlleva perdida de espacio util en los mismo siempre que tenga un coste inferior a los combustibles astuales,anular emiciones no debe encarecer el producto sino abaratarlo

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here