Nuevo BMW i3s
Nuevo BMW i3s

Los nuevos planes de ayudas a la compra de enchufables que anuncia el Gobierno alemán hace que nos planteemos si merece la pena comprar un coche eléctrico en Alemania y matricularlo en España.

Hace años se puso de moda comprar un coche en Alemania y matricularlo en España. Quienes valoraban esta opción buscaban, en un alto porcentaje vehículos de lujo radicados allí: Audi, BMW y Mercedes, en su mayoría.

La razón por la que algo, a priori, tan complejo como comprar un coche en un país para luego matricularlo y usarlo en otro resultaba atractivo era simple: el precio. Alemania tiene casi el doble de habitantes que España. En algunas regiones, son mucho (pero muchos) los habitantes que trabajan en fábricas de coches o industria auxiliar, con lo que tienen acceso a la gama a precio más atractivos.

Es el caso de Baviera, donde tiene su sede BMW. La marca alemana ofrece descuentos de más del 30% a sus empleados que aprovechan los precios para cambiar de coche con frecuencia. El resultado es un mercado de ocasión de edad inferior a cinco años muy atractivo para compradores nacionales y extranjeros.

Ayudas a la compra de coches eléctricos en Alemania

Alemania hace tiempo que compite con Noruega por ser el país europeo en el que más coches eléctricos se venden. Ha habido meses en los que incluso ha superado al que para muchos ha sido y es el paraíso de los enchufables.

El gobierno alemán está dispuesto a consolidar esta posición y ha decidido no escatimar esfuerzos (sobre todo económicos para conseguirlo). Lo contábamos en Movilidad Eléctrica hace unos días: Alemania ha aprobado ayudas a la compra de vehículos eléctricos que bajan el precio en 9.000 euros (los primeros 6.000 corren por cuenta del Gobierno; los otros 3.000 los aporta el concesionario) y reduce el IVA aplicado a estos vehículos un 3% (del actual 19 al 16%). En España, se espera la aprobación del Plan Moves con descuentos de entre 4.000 y 5.500 euros, pero para llegar al tope habrá que entregar, a cambio un coche para achatarrar.

BMW

Las nuevas ayudas del Gobierno alemán estarán en vigor desde julio y hasta el 31 de diciembre de 2021. La cantidad a descontar depende del precio neto del coche eléctrico:

  • el máximo será para los que cuesten menos de 40.000 euros
  • los que cuesten menos de 65.000 euros recibirán 7.500 euros
  • para híbridos enchufables las ayudas oscilan entre 6.750 euros si su precio antes de impuestos no supera los 40.000 euros y 5.625 euros, si está entre 40.000 y 65.000 euros

¿Merece la pena comprar un coche eléctrico en Alemania?

Con el nuevo paquete de ayudas, los coches eléctricos más vendidos en Europa bajarán su tarifa en Alemania una media de 10.000 euros.

Por ejemplo, un BMW i3 se podrá conseguir por poco más de 29.000 euros; un Hyundai Kona eléctrico estará disponible desde 24.900 euros; un Renault ZOE apenas superará los 20.000 euros; y los modelos más asequibles como el Seat Mii Eléctric o el Skoda Citigo quedarán en 11.129 y 15.360 euros, respectivamente. Manteniendo los 30.000 euros anunciados para el VW ID.3 cuando este llegue al mercado, en Alemania se podrá comprar por 20.244 euros.

Volkswagen ID.3, un vehículo importante en la estrategia "Transform2025+" de la marca.

La pregunta es: con estos precios, ¿merece la pena comprar un coche eléctrico en Alemania y traerlo a España?

Aunque pueda parecer complicado, lo de importar un coche es relativamente sencillo. La parte de investigación (buscar el concesionarios, ver si unos tienes mejores ofertas que otros, cuántos tienen el coche que buscas en stock…) puedes hacerla desde casa a través de Internet. Cuando tengas decidido el punto de venta y te comuniques con él, hazle saber que el coche será matriculado en otro país pues los hay habituados a este proceso y ellos mismos se ofrecerán a llevar a cabo algunas de las gestiones. Quizá ellos te recomienden una empresa de transportes que se encargue de traer el vehículo; sino tendrás que buscarlo tú, el precio ronda los 500 euros.

Una vez en España comienza el papeleo para hacerlo legal en nuestro país.

  • Lo primero es pasar la ITV. Tratándose de un coche fabricado en Europa no suele ser complicado
  • Con los vehículos de combustión, el siguiente paso es pagar el impuesto de matriculación, pero los eléctricos están exentos de esta tasa. Lo que sí tendrás que pagar es la tasa de matriculación que establece la DGT: 97,80 euros
  • Lo mismo sucede con el impuesto de circulación (el conocido numerito) que depende del ayuntamiento y que es o más barato o incluso inexistente para los cero emisiones.
  • Siempre que se compra un coche nuevo en el Unión Europea hay que pagar el IVA (pide en Hacienda los modelos 300 o 309)
  • Con el número de matrícula y la documentación definitiva, solo queda comprar las placas e instalarlas en el coche

Hacemos cuentas.

  • Transporte Alemania-España: 500 euros
  • ITV: 40 euros (de media)
  • Tasa de matriculación: 97,80 euros
  • IVA. En España es el 21% del precio, tomando como referencia un precio de 20.000 euros la tasa a abonar sería de 4.410 euros
  • Total: 5.047 euros

2 Comentarios

  1. Interesante artículo, máxime teniendo en cuenta la situación de las ayudas en España (de momento inexistentes y muy probablemente intermitentes y de corta duración cuando se publiquen).
    Me surgen la siguiente duda:
    Si las ayudas de 6000 euros del gobierno alemán así como los 3000 euros que aporta el concesionario serían aplicables a un ciudadano que no fuera Alemán, por ejemplo español que viva en España. Por poner un ejemplo nuestras ayudas, vía plan MOVES, luego tienen impacto en la declaración de la renta, parecen destinadas a ciudadanos que residan en España. De la lectura del artículo parece que si sería posible que un ciudadano que vive en España comprara el coche en Alemania y se beneficiase de las ayudas. Por favor confirmar si es posible.

    De ser posible no solo tendría un mayor descuento el ciudadano español que lo comprase en Alemania, si no que habría que ver si tiene impacto, como el plan Moves en la declaración de la renta, siendo una ayuda no otorgada por estado español pero si por un estado de la UE. Si no lo tuviera la ayuda en términos netos sería mayor para el cuidadano.

    Lamentablemente coincido en que el ciudadano español no se podría beneficiar del IVA del 16% y tendría que pagar el 21% en España.
    Muchas Gracias!

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here