La primera unidad del Citroën ë-Jumpy Hydrogen ha salido de la línea de producción. Tiene un destino fijado: irá a la sede del Grupo SUEZ donde comenzará una prueba de conducción en condiciones reales de uso.

La solución de hidrógeno de pila de combustible “proporciona una autonomía superior, sobre todo en vías rápidas, y optimiza el tiempo de uso del vehículo gracias a su recarga ultra-rápida”.

Con estas palabras, Citroën celebra la fabricación del primer Citroën ë-Jumpy Hydrogen. Esta unidad llegará en los próximos días a la sede del Grupo SUEZ en Carcasona, donde se pondrá a prueba su eficacia y eficiencia en condiciones reales de circulación.

El ë-Jumpy Hydrogen completa la oferta de vehículos industriales ligeros electrificados del fabricante francés: de My Ami Cargo a ë-Jumper pasando por ë-Berlingo Van y ë-Jumpy. Todos están desarrollados bajo la premisa esencial de electrificación de Citroën: “no comprometer en ningún caso ni la capacidad ni la practicidad de las furgonetas”.

Citroën ë-Jumpy Hydrogen: más de 300 km de autonomía y tres minutos de repostaje

La solución del hidrógeno se dirige a aquellos que necesiten disponer de una autonomía de más de 300 km para trayectos largos.

También para quienes requieran un vehículo que se recargue rápidamente para maximizar los tiempos de uso y que necesiten acceder a centros urbanos restringidos por argumentos ecológicos. Pero que, además , tengan un perfil de uso en autopistas y autovías con un fácil acceso a las estaciones de hidrógeno.

El Citroën ë-Jumpy Hydrogen es el primer vehículo de hidrógeno con pila de combustible del fabricante francés. Combina una batería de iones de litio de 10,5 kWh, una pila de combustible de 45 kW y un dispositivo de almacenamiento de hidrógeno de 4,4 kg útiles que permiten ofrecer una autonomía superior a los 400 km en ciclo WLTP.

Citroën ë-Jumpy Hydrogen

La batería eléctrica asegura la respuesta a las demandas de potencia al arrancar o en las aceleraciones y permite, también, recuperar energía. La pila de combustible, por su parte, garantiza la autonomía del vehículo.

“Las dimensiones del sistema y su integración en el vehículo nos han permitido ofrecer este modelo sin comprometer otros elementos ya que hemos preservado una de las principales características como el volumen de carga”, explica Christian Maugy, especialista en pilas de combustible de hidrógeno.

Autonomía y recarga rápida

El Citroën ë-Jumpy Hydrogen está dotado de dos sistemas de propulsión complementarios: una batería que almacena la energía y proporciona electricidad y una pila de combustible que transforma una mezcla de hidrógeno y oxígeno del aire en electricidad, agua y calor.

Alimentado por hidrógeno, este generador de energía funciona de manera continuada.

El motor eléctrico, alimentado principalmente por la pila de hidrógeno de 45 kW, puede asegurar, de este modo, una autonomía de un mínimo de 350 km. La batería de iones de litio de 10,5 kWh se usa como reserva y permitir recorrer 50 km en ciclo WLTP. También asegura la recuperación de energía en las fases de desaceleración y frenada.

Citroën ë-Jumpy Hydrogen

La recarga de ë-Jumpy Hydrogen es 20 veces más rápida que la de un vehículo eléctrico (comparado con una recarga en un punto público de 100 kW). En solo 3 minutos se llenan los tres depósitos de hidrógeno que pueden almacenar hasta 4,4 kg útiles.

Prueba en condiciones reales

La primera unidad de la versión de hidrógeno del Citroën Jumpy será puesta a prueba en condiciones reales por los trabajadores del Grupo SUEZ.

El Grupo explora y desarrolla nuevas soluciones en el conjunto de sus actividades para moldear un futuro sostenible y alcanzar su objetivo de reducir un 45% sus emisiones de CO2 en 2030.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here