Podrás alimentar tu Renault y, con la energía sobrante, también tu casa

Renault presenta un innovador cargador eléctrico bidireccional que aumenta la velocidad de carga y reduce la pérdida de energía hasta un 30%

Renault ha registrado 11 patentes para desarrollar un coche con cargador embarcado que admita una potencia de carga de 22 kW.

La marca francesa recurre a la carga bidireccional para poner a disposición de sus clientes una solución que les permita solventar las necesidades energéticas de una vivienda unifamiliar; siempre que ésta cuente con un contador bidireccional, también.

Carga del coche a casa

El nuevo cargador eléctrico de Renault ha sido desarrollado en colaboración con el Comisariado francés de la Energía Atómica y Energías alternativas (CEA).

Se basa en la tecnología V2G (Vehicle to Grid) con la que los periodos valle de creación de energía pueden compensarse con la provisión de electricidad sobrante a la red.

Y quien dice “a la red”, dice “a tu propia casa” porque la solución es compatible con la directiva de compatibilidad electromagnética (EMC) de las redes y del coche eléctrico.

 

Reduce hasta un 30% las pérdidas de energía

Desde Renault explican que su nueva patente es una “arquitectura de convertidor de potencia electrónico integrada directamente en el cargador del vehículo”. 

Está fabricado con materiales semiconductores llamados “Grand Gap”, ya sean de nitruro de Galio (GaN) o carburo de silicio (SiC).

Con ellos, Renault y el CEA, han comprobado que pueden reducir en un 30% las pérdidas de energía durante la conversión y, además y en la misma proporción, disminuir el calentamiento, facilitando la refrigeración del sistema de conversión.

Arquitectura de convertidor de potencia electrónico integrada directamente en el cargador del vehículo

Hasta 22 kW de potencia para cargar el coche

Esta nueva arquitectura una capacidad de carga de hasta 22 kW en modo trifásico, lo que permite cargar el vehículo más rápidamente y favorece la durabilidad de la batería (en este enlace tienes una recopilación de los coches eléctricos que más rápido cargan).

Y, además, el trabajo de los ingenieros para optimizar los componentes activos (semiconductores) y pasivos (condensadores y componentes bobinados inductivos) ha permitido reducir el volumen y el coste del cargador. 

Gracias al uso de materiales de ferrita, dedicados a alta frecuencia, y un proceso de inyección de moldeo llamado “Power Injection Molding”, el convertidor es ahora más compacto.

Se espera que la actual patente esté preparada para su instalación en los coches del fabricante francés a finales de esta década. . 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí