volvo trucks

Un informe de la asociación europea Transpor&Environment (T&E) analiza el uso de camiones propulsados por e-diesel y lo compara con el de camiones eléctricos para determinar cuál es más rentable

En 2035, la compra y uso de un nuevo camión alimentado por e-diésel costará un 47% más que la compra y uso de un camión eléctrico de batería. Los electrocombustibles o electrocarburantes son una clase de combustibles sintéticos neutros en carbono que se fabrican almacenando la energía eléctrica de fuentes renovables en los enlaces químicos de combustibles líquidos o gaseosos.

Los camiones eléctricos son más rentables

Esta es la principal conclusión de un informe presentado por T&E que señala que esta diferencia se explica por los menores costes energéticos y de mantenimiento de un camión eléctrico, que rápidamente su mayor coste de compra.

“En cambio, los vehículos que funcionan con electrocombustibles terminan resultando significativamente más caros debido al alto coste por litro de estos combustibles sintéticos”, afirman desde la asociación europea.

El estudio de T&E compara el precio de los elctrocombustibles en varios escenarios y, hasta en el más optimista de ellos, la explotación de camiones que usen este tipo de carburantes sigue resultando un 15% más cara que la de los camiones eléctricos de batería.

“El coste total de propiedad es una cuestión fundamental para las empresas de transporte de mercancías por carretera y por este motivo el camión eléctrico de batería es el camino correcto”, ha dicho Carlos Bravo, responsable de transporte de mercancías por carretera de T&E en España.

“Los electrocombustibles son un intento desesperado de la industria de los combustibles para tener algo a lo que aferrarse a costa de los transportistas que operan con márgenes ajustados; pero ¿por qué forzarles a usar costosos electrocombustibles cuando ya tienen una solución más limpia y barata a su alcance: el camión eléctrico?”, reflexiona el responsable de la asociación europea.

También son más contaminantes

El análisis europeo muestra también que un camión propulsado con e-diésel emitiría aproximadamente tres veces más Gases de Efecto Invernadero (GEI) a lo largo de su vida útil que un camión cargado con electricidad proveniente de la red eléctrica.

En el mejor de los escenarios, en el que se utiliza electricidad 100% renovable para producir los electrocombustibles y para cargar los camiones eléctricos, un camión a base de e-diésel sigue teniendo un 41% más de emisiones que un eléctrico de batería.

A pesar de que las emisiones durante la fabricación de los camiones eléctricos son mayores debido a la producción de las baterías, los camiones alimentados con electrocombustibles emiten una cantidad mucho más elevada de GEI a lo largo de su vida útil que los eléctricos de batería. Esto se debe a que la mayoría de las emisiones de GEI se producen durante la conducción, y los camiones son vehículos de alto kilometraje.

Te puede interesar:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí