En el poder de aceleración de un eléctrico influye su potencia, par motor y peso. Estos tres SUV premium eléctricos están muy igualados por lo que solo varias carreras pueden dejar claro cuál es el más rápido

Conocidas por su denominación en inglés, las drag race son una de las pruebas más emocionantes de cuantas ponen a prueba la capacidad de aceleración de los modelos a la venta.

En el caso de los eléctricos, la carrera es especialmente emocionante ya que una de las principales características de la propulsión eléctrica es que entrega el cien por cien del par desde el primer momento, con lo que el tirón inicial en modelos especialmente potentes es de lo más llamativo.

Advertisement

Es por eso que aunque lo más valorado a la comprar un coche eléctrico suelen ser parámetros como la autonomía o el precio, el tiempo que necesitan para alcanzar los 100 km/h desde parado resulta un dato interesante para acabar con el falso mito que pone a los enchufables la etiqueta de aburridos.

Audi e-tron S, BMW iX, Mercedes EQC y Tesla Model X

Desde la redacción de Carwow han tenido la interesante ocurrencia de enfrentar a cuatro de los eléctricos premium más deseados del momento

La suya no es una comparativa objetiva en base a datos de aceleración, prestaciones, rango… (como esta nuestra en la que enfrentamos al Audi A3 Sportback TFSIe y el Seat León e-HYBRID), es una carrera de aceleración en la que lo único que importa es cuál tarda menos en llegar a la meta.

Presentamos a los candidatos…

El Audi e-tron elegido por Carwow para su carrera de aceleración es la versión S, con 503 Cv y un par motor de 970 Nm que le coloca ligeramente por encima de sus competidores. En contra tiene la báscula ya que es el modelo más pesado de la comparativa, con 2.620 kilos.

El BMW iX es el más joven. Con solo unos meses en el mercado este SUV eléctrico está a la venta con tres opciones mecánicas. La que participa en la carrera de aceleración no es la más potente; es la xDrive50, con 523 CV y 765 Nm de par máximo. Su peso: 2.510 kilos.

La marca de la estrella entra en pista con el Mercedes EQC 400. Es este el modelo menos potente, con 400 CV y un par máximo de 760 Nm. También es el menos pesado, 2.420 kilos, lo que en una prueba de aceleración es un punto a favor.

El cuarto y último contrincante es el Tesla Model X. El SUV de Palo Alto entrega 541 CV y ofrece un par máximo de 755 Nm. También se sitúa en la media en lo que a peso se refiere, con 2.460 kilos.

Ahora sí, veamos cuál es el más rápido

Hechas las presentaciones llega el momento de la verdad…

Para otorgar el título de SUV premium eléctrico con mayor aceleración, los expertos de Carwow han sometido a los modelos elegidos a varias carreras de aceleraciçpn desde parado, otras con salida lanzada y, finalmente, un test de frenada. ¿Cuál ha sido el más rápido sobre el asfalto? La respuesta está en el vídeo…

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Please enter your name here