Ford deja de fabricar el Focus eléctrico en Europa
Ford se une a Gotye para expandir su gama eléctrica en China

Ford ha firmado un acuerdo con el fabricante chino Gotye para establecer una empresa conjunta, al 50%, para la fabricación de coches eléctricos en China con la pretensión de convertirse en una de las más importantes de su mercado.

Ford no es de los fabricantes que más está apostando por la movilidad eléctrica. Su estrategia ha ido dando algunos bandazos, como demuestra el lanzamiento del Ford Focus eléctrico en diciembre de 2011, apenas un año después de la llegada del Nissan Leaf. Sin embargo sus ventas, al menos en Europa, han llevado a abandonar su fabricación. Este año Ford parece haber centrado más su estrategia.

A principios de año anunció el lanzamiento de 13 modelos electrificados en los próximos 5 años. Los siete primeros llegarán en un corto plazo de tiempo. Para el resto se tomarán algo más de tiempo. En esta denominación caben eléctricos puros e híbridos enchufables y también híbridos convencionales, entre los que destacan las versiones híbridas del mítico Mustang, de la camioneta pick-up F-150 y dos coches equipados como vehículos policiales.

Jin Zheyong de Anhui Zotye Automobile y Peter Fleet de Ford Motor Company
Jin Zheyong de Anhui Zotye Automobile y Peter Fleet de Ford Motor Company

Además Ford está centrando su plan de vehículos electrificados en sus puntos fuertes, electrificando sus vehículos comerciales, furgonetas, SUVs y modelos de altas prestaciones más populares. La Transit Custom híbrida enchufable está prevista para producción masiva en 2019, como parte de la inversión de más de 4.200 millones de euros en vehículos eléctricos de aquí a 2020.

La apuesta por la electrificación parece todavía más consistente teniendo en cuenta que Ford ha anunciado su acuerdo con el fabricante chino Zotye Automobile, uno de los constructores más importantes del país asiático, que ha sido capaz de vender 16.000 vehículos eléctricos en China de enero a julio de 2017. Este dato representa el 7% de su mercado y supera incluso los 12 190 enchufables que Ford ha vendido en Estados Unidos durante el mismo periodo de tiempo.

Las dos compañías han firmado un memorando de entendimiento para establecer una empresa conjunta que venderá coches eléctricos en China bajo una nueva marca de la que serán propietarios ambas compañías al 50%. Un portavoz de Ford ha declarado que su objetivo es capturar una parte del mercado considerable de vehículos eléctricos en China.

China apuesta por los vehículos eléctricos

China tiene planes agresivos para aumentar el porcentaje de vehículos eléctricos en sus carreteras, con el manejo de los incentivos y la rebaja de las condiciones para que las empresas extranjeras puedan operar en su mercado. Las normativas de regulación que ahora van a entrar en vigor han animado a los principales fabricantes de automóviles a reestructurar sus estrategias futuras e impulsar la venta de coches eléctricos en China.

Así por ejemplo Volkswagen ya se ha asociado con JAC Motor con la que planea construir 100.000 coches eléctricos al año en China a partir de 2020. Incluso Toyota, bastante reticente con esta tecnología, se está planteando reactivarla con el establecimiento de cuotas a los vehículos eléctricos.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here