Conducción autónoma de Tesla
Elon Musk, CEO de Tesla

El CEO de Tesla, Elon Musk, considerado como uno de esos visionarios con capacidad para analizar la sociedad y predecir con acierto el futuro, cree que uno de cada dos coches nuevos vendidos en Estados Unidos será eléctrico dentro de 10 años.

La creación de PayPal, Tesla Motors, los viajes a Marte con SpaceX, el Hyperloop, SolarCity son negocios que  Elon Musk fabricó en su cabeza antes que nadie y que poco a poco han ido haciéndose realidad. Por eso cada vez que el CEO de Tesla lanza una previsión para el futuro son muchos los que están casi seguros de que acabará cumpliéndose.

Más optimista que los informes de consultoras

El coche eléctrico representa actualmente en Estados Unidos menos del 1% de las ventas en relación con la totalidad del mercado. Sin embargo Elon Musk predice un aumento exponencial en los próximos años: “Creo que es probable que más de la mitad de los vehículos nuevos que se fabriquen en Estados Unidos dentro de 10 años serán eléctricos”.  El análisis del mercado de Musk es mucho más optimista que el que han realizado empresas como Bloomberg que no prevén que esto ocurra hasta 2035 o 2040. La clave está en el descenso del precio de las baterías.

Elon Musk va incluso un poco más allá prediciendo para el coche autónomo un futuro casi tan cercano como para el coche eléctrico: la mitad de los coches nuevos vendidos en Estados Unidos dentro de 10 años podrían equipar un sistema de conducción autónoma.

La Gigafactoría inicia la producción de celdas de batería
La Gigafactoría inicia la producción de celdas de batería

Nuevas gigafactorías de baterías

Si la clave está en las baterías, la Gigafactoría de Nevada tendrá un papel protagonista en los próximos años. Pero Elon Musk no que va a parar ahí y afirmó que tiene intención de  poner en marcha dos o tres gigafactoría más en Estados Unidos en los próximos años.

De hecho Elon Musk ya ha hablado en otras ocasiones de la ubicación y la puesta en marcha de nuevas instalaciones, hasta cinco, en las que se integrarían en ensamblaje de los coches y la fabricación de paquetes de baterías que incluirían, además de nuevas ubicaciones en Estados Unidos, una factoría en Europa y otra en Asia, en China más concretamente.

Los planes de Tesla son llegar a producir 500.000 vehículos al año en 2018 y un millón de 2020, por no hablar de los planes relacionados con vehículos para el transporte de mercancías o los autobuses eléctricos.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here