Vehículos para pruebas en VEM2016
Vehículos para pruebas en VEM2016

Actualmente el precio de adquisición de un coche eléctrico medio es algo mayor que el de uno de combustión, por ello lograr la mejor tasación y venta del  coche usado  puede ser la forma de compensar esta inversión.

Los coches eléctricos, lentamente pero con paso firme, están empezando a ocupar un lugar importante dentro del parque automovilístico español. De hecho, según datos de la ANFAC (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones), este tipo de vehículos representan, actualmente, casi un 0,3% de la cuota de mercado. Este dato ha sido posible gracias al conocimiento y aceptación, por parte de los usuarios, de que estos automóviles son rentables, eficientes y duraderos.

Los coches eléctricos son una inversión a largo plazo

La venta del automóvil usado compensa la inversión

La principal contraposición que presentan los coches eléctricos es el precio establecido que, por norma general, suele ser bastante más elevado que el de los automóviles que equipan motores de combustión o híbridos. En cualquier caso, los consumidores han encontrado en la venta de su automóvil usado la forma perfecta de obtener la financiación que necesitan para acometer una inversión de esta envergadura.

El proceso de tasación y valoración de vehículos es un paso vital a la hora de obtener el mejor precio por un coche usado. En este sentido, cada vez son más las plataformas online que ofrecen este tipo de servicios y que, incluso, gestionan de forma eficiente todo el proceso de compra. De todos modos, poner el automóvil a punto, elegir la época correcta del año para sacarlo al mercado y encontrar el comprador ideal son factores que influyen de manera muy importante de cara a sacar la máxima cantidad de dinero posible en la transacción.

BMW i3 en la zona de pruebas de VEM2016
BMW i3 en la zona de pruebas de VEM2016

Ventajas para conductores y medio ambiente

Economía de combustible y mantenimiento

Los vehículos eléctricos están llamados a dominar, en un futuro cercano, el parque automovilístico europeo debido a las ventajas que ofrecen a los usuarios y al medio ambiente. De hecho, el coste de utilización de estos coches es muy bajo. Tanto es así que, por poco más de un euro, es posible recorrer más de 100 kilómetros con ellos. Además, no emiten gases contaminantes ni de efecto invernadero.

Tampoco hay que olvidar que los coches eléctricos no necesitan de cambios de aceite, filtros ni líquidos, por lo que su mantenimiento es mucho más económico. Además, el precio de la Inspección Técnica de Vehículos es muy bajo debido a que no deben pasar la prueba de gases. Asimismo, muchas ciudades permiten a estos automóviles aparcar en zona azul de manera gratuita. A todo ello habría que añadir el hecho de que apenas emiten ruidos ni calor, y de que las vibraciones generadas por el funcionamiento del motor son prácticamente imperceptibles.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here