La conciencia medioambiental y la movilidad eléctrica se están colando en todos los aspectos de la vida… y más allá. De coches eléctricos, hemos pasado a hablar de camiones eléctricos, taxis eléctricos, ambulancias eléctricas y, por qué no, coches fúnebres eléctricos; que también los hay.

En la actualidad, en España, hay más de 6.000 vehículos fúnebres en funcionamiento. El dato es de Funespaña, la empresa de servicios funerarios que tiene en su flota de vehículos dos modelos eléctricos y una moto eléctrica.

Dos Nissan Leaf convertidos en coches fúnebres

Los coches fúnebres eléctricos de Funespaña prestar servicio en Pamplona y la madrileña localidad de Alcalá de Henares.

Comercializados bajo la denominación Lumen, son vehículos cien por cien eléctricos carrozados sobre el bastidor de un Nissan Leaf.

El coche fúnebre eléctrico Lumen comparte prestaciones con el Nissan Leaf más potente del mercado, esto es: hasta 369 km de autonomía y un sistema de carga rápida, que permite recuperar del 20% al 80% de la capacidad total de la batería en tan solo 60 minutos.

Pero para adaptarlo a su nuevo cometido, es mucho más aerodinámico y se ha realizado con materiales ligeros y resistentes al mismo tiempo, como el ABS termo conformado para el desarrollo del interior. Del mismo modo, también se ha hecho uso de la tecnología LED para la iluminación interior.

Un Mercedes Clase E que pasó de combustión a eléctrico

El Lumen no es el único coche fúnebre eléctrico del mercado.

Hace tiempo que la empresa la empresa Clem Ecologic, miembro de la Asociación Valenciana del Vehículo Eléctrico, diseñó un vehículo fúnebre totalmente eléctrico. Desarrollado sobre la base de un Mercedes Clase E en que se ha sustituido el motor de combustión por uno eléctrico; es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 150 Km/h. Posee un pack de baterías de litio que le ofrecen una autonomía de hasta 200 km entre carga y carga.

Binz.E, un Tesla para ‘el último viaje’

No podemos olvidar en esta recopilación de coches fúnebres eléctricos el BINZ.E, un vehículo fúnebre basado en el Tesla Model S. La popular berlina 100% eléctrica se convirtió hace meses en coche funerario aunque se anunció que solo sería vendido en el mercado británico.

El Tesla fúnebre es un trabajo de Coleman Milne, compañía dedicada, entre otros menesteres, al mercado de los coches fúnebres, y el especialista alemán BINZ International.

El BINZ.E cuenta con una autonomía de 354 kilómetros y mantiene todas las opciones de conectividad que ofrece el vehículo convencional. No se especifica sobre qué versión del Tesla Model S está basada esta conversión pero sí se confirma que dispone de tracción total. También que el portón trasero es de apertura eléctrica.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here