Dacia espera el momento adecuado para presentar su coche eléctrico
Render del Dacia Duster

El momento adecuado puede ser dentro de dos o tres años, cuando la economía de escala permita ofrecer una mecánica eléctrica dentro de un vehículo más austero pero igual de funcional que los de gama alta.

Dacia basa su política comercial en ofrecer las mismas mecánicas que Renault en un formato de coche más austero, con acabados más sencillos y con equipamientos de menor nivel, pero que cumplen perfectamente el objetivo para el que han sido creados: transportar a sus ocupantes de un punto a otro con seguridad y  con una comodidad aceptable.

En este sentido Hakim Boutehra, jefe comercial de Dacia, se ha referido al futuro de la movilidad, nada diferente a lo que han contado otros directivos de otras marcas: coches eléctricos, autónomos y conectados. En este sentido lo que aporta Boutehra es la confirmación de que dacia también va a segur estos pasos.

Dacia está esperando su momento, pero ya preparan un coche eléctrico barato. En apenas dos o tres años podría estar disponible en el mercado.

¿A qué espera? El anuncio de la posible  prohibición de los vehículos diésel y gasolina en Francia en 2040 ha sido el desencadenante de este anuncio. Aunque para dentro de más de dos décadas es posible que sean los fabricantes los que hayan dejado de poner en el mercado vehículos de combustión y no hará falta que nadie se lo prohíba, Dacia también tiene planes al respecto.

El primer Dacia eléctrico, que podría llegar dentro de dos o tres años, necesita sobre todo que se haga efectiva la economía de escala en el precio de las baterías, porque su coste es fundamental en el precio final del coche y este es la clave de las ventas de Dacia. En este periodo de tiempo hasta su aparición en el mercado necesitará ser capaz de disponer de 500 kilómetros de autonomía para poder competir en el mercado, aunque luego en su interior no se encuentren los acabados y los equipamientos de otros competidores. La bajada del precio del kWh es por lo tanto clave en la estrategia del fabricante francés.

Sin duda el mercado agradecerá la presencia de coches eléctricos con precios asequibles, por debajo incluso del de sus semejantes en combustión algo que podría ser posible a finales de esta década. Cabe  Incluso la posibilidad de ofrecerlos en diferentes segmentes y con diferentes configuraciones de baterías para que sea el comprador en función de sus necesidades el que decida qué modelo adquirir.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here