Better Place sin servicio en Israel y Dinamarca

0
538

La bancarrota del sistema de intercambio de baterías, que tenía sus proyectos piloto en Israel y Dinamarca, ya ofrecía muchas dudas sobre su continuidad. Los usuarios han informado ahora sobre el cese total del servicio de intercambio y la desconexión de la red de recarga a la que aun tenía acceso.

La historia de Better Place es un episodio oscuro que no termina de aclararse. La historia completa de lo que ha ido aconteciendo se puede consultar aquí. Tras la bancarrota, en Israel, la empresa la adquirió Gnrgy, una start-up israelí dedicada a la energía, por 450.000 dólares.

Esta situación permitía acceder a la red de recarga y al intercambio de baterías en algunas estaciones que continuaban funcionando. Han sido los infelices propietarios de los Fluence ZE adscritos a este programa en Israel y Dinamarca los que han informado del cese del servicio de las estaciones que aun estaban en marcha  y de la desconexión de la red de recarga.

betterplacecierra-INT

Si la situación era incierta antes ahora se torna totalmente surrealista. Quien se las prometía muy feliz con una inversión que le reportaría, con el tiempo,  un importante ahorro, tendrá que volver al combustible tradicional y convertir su Fluence ZE en una pieza de museo puesto que únicamente se podrá seguir recargando en las viviendas y las oficinas. Además se quedan con un modelo cuyo mejor argumento de ventas era el intercambio de baterías y con un diseño comprometido por él. Un coche de 4,74 m de largo con muy poco maletero, por la situación de la batería,  sin recarga rápida, con la batería en alquiler y atado a un contrato por este servicio.

En el momento de la compra Ran Eloya, presidente ejecutivo de Gnrgy, declaró que centraría sus esfuerzos en renovar los 1.800 puntos de recarga públicos que daban servicio a los 1.000 coches eléctricos de Israel. La situación en Dinamarca es similar y de momento no se sabe que va a ocurrir. Esperaremos al siguiente capítulo de este melodrama que no es precisamente la mejor publicidad para la movilidad eléctrica, por su mala concepción y peor ejecución en el escaso tiempo en el que ha estado funcionando.

Fuente: Plugincars

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here