Wallbox está en conversiones con Volkswagen para participar en la fábrica de baterías que el consorcio automovilístico quiere construir en España.

“A día de hoy todavía estamos en conversaciones, pero creemos que Wallbox es una de las empresas que formará parte de este proyecto”, ha dicho el consejero delegado de Wallbox, Enric Asunción, en una entrevista concedido a al agencia EFE.

Hace tiempo que se habla de la intención de Volkswagen de construir una gigafactoría en la planta que el grupo alemán tiene en Martorell (Barcelona). Este proyecto cuenta con el respaldo del Gobierno y será uno de los primeros aspirantes a recibir parte del presupuesto asignado al Proyecto Estratégico Para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE).

Advertisement

Asunción define como “ideal” el PERTE diseñado por el Ejecutivo y destaca la buena relación que Wallbox mantiene tanto con Volkswagen como con Iberdrola, que también participaría en el proyecto. VW es cliente de Wallbox, a través de Seat y Cupra; e Iberdrola es cliente e inversor de la compañía, tal y como recuerda el directivo.

Wallbox, el primer vendedor de cargadores eléctricos en EEUU a través de Amazon

En este primer semestre de 2021 Wallbox ha facturado 32 millones de dólares -unos 27 millones de euros-, un 300 % más respecto a los primeros seis meses de 2020. A estos excelentes resultados han contribuido el anuncio de que cotizará en la Bolsa de Nueva York gracias a un acuerdo de combinación de negocio con el vehículo de inversión Kensington; y su llegada al mercado estadounidense, donde es ya el primer vendedor de cargadores eléctricos del país en Amazon.

La compañía, con sede en Barcelona, quiere consolidar su negocio en los 67 países en los que ya tiene presencia, principalmente en Europa pero también en Asia-Pacífico, y explorar el mercado latinoamericano, cosa que ya ha comenzado a hacer al colaborar con la Compañía de Petróleos de Chile (Copec).

Planes de expansión a corto plazo

Wallbox abrirá una fábrica en Estados Unidos en la segunda mitad de 2022 -ya tiene prácticamente decidida la ubicación, a falta de cerrar unos flecos-, una planta que se sumará a la que en octubre abrirá en la Zona Franca de Barcelona, a la ya operativa en Sant Andreu de la Barca (Barcelona) y a la que tiene con una filial conjunta en China.

La empresa prevé contar con 800 empleados para finales de año, frente a los 643 que tiene actualmente, la mitad de ellos incorporados durante este primer semestre de 2021.

Los beneficios, en cualquier caso, no llegarán hasta 2024, puesto que “ahora el foco está puesto en ser líderes mundiales: consolidar el crecimiento geográfico, incrementar las líneas de producción y hacer crecer los ingresos recurrentes”, afirma el consejero delegado de Wallbox.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here