Volkswagen se replantea la producción de sus propias baterías

Tras el cambio de  su estructura directiva, ahora bajo la batuta de Herbert Diess, Volkswagen vuelve a replantearse la posibilidad de fabricar sus propias celdas de baterías. Actualmente está analizando varias posibilidades: la producción interna, la formación de joint ventures con otras empresas o el suministro externo.

Este es ya un tema recurrente dentro del Grupo Volkswagen que se ha debatido en varias ocasiones y que tuvo su último episodio con la adjudicación a Volkswagen Brunswick del contrato para desarrollar y producir los sistemas de baterías para la nueva plataforma eléctrica modular MEB.

El cambio de liderazgo y de estructura directiva en Volkswagen, que incluye el nombramiento de Herbert Diess como nuevo CEO, está haciendo que el fabricante alemán se replantee de nuevo todas las posibilidades existentes, desde la producción propia hasta la formación de nuevas empresas con socios especialistas o depender de suministradores externos. Es posible, por lo que indica la prensa alemana, que una combinación de todas estas opciones sea la resultante final.

Matthias Müller, el anterior CEO de Volkswagen, declaró recientemente que no estaba planeando la fabricación en serie de baterías ya que no es “una competencia central” de Volkswagen y que otros fabricantes están mejor preparados para afrontar este reto. Una línea de pensamiento que no era compartida por una buena parte de los dirigentes de la empresa, entre ellos Diess, que ha declarado que su intención es que una de las tecnologías más importantes para el futuro de la industria del automóvil debería permanecer en Alemania.

Por otro lado Volkswagen anunció recientemente su acuerdo con CATL como suministrador de las celdas de las baterías de su primer modelo eléctrico chino que se lanzará este mismo año.  Pero el fabricante chino no será su único suministrador puesto que Volkswagen mantiene sus acuerdos con las dos grandes empresas coreanas de fabricación de baterías: LG Chem y Samsung SDI.

China se presenta como un mercado difícil para los fabricantes de baterías coreanos, ya que los subsidios para los automóviles no se extienden a sus componentes. El proteccionismo del mercado chino impulsa a los fabricantes coreanos a preferir los mercados europeos para el suministro de sus baterías. Recientemente, también el fabricante chino Lishen está negociando el suministro de baterías a Volkswagen y Daimler.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here