Plan MOVES

El término no es nuestro. Lo de vehículos eléctricos fake lo ha acuñado la organización medioambiental Transport&Environment para catalogar a los híbridos enchufables que a pesar de tener muy poca autonomía eléctrica se benefician de las ventajas que ofrecen las diferentes legislaciones a los coches eléctricos

¿Te has preguntado alguna vez por qué en episodios de alta contaminación un Porsche Cayenne PHEV puede entrar en el centro de Madrid y un Seat León no? El primero tiene mucha más potencia que el segundo y, en teoría, debería contaminar más, pero tiene truco: es un vehículo eléctrico fake.

Antes de que nadie se ofenda, aclararemos que lo de vehículo eléctrico fake (sí como las fake news, las noticias falsas que corren todos los días por Internet) es el término con el que organización medioambiental Transport&Environment define a los híbridos enchufables con muy poca autonomía eléctrica.

Son, según el informe de la organización europea, híbridos enchufables -normalmente todocaminos grandes (SUV)- “que rara vez se cargan debido a su muy limitada autonomía eléctrica” y que “emiten tanto o más CO2 que un modelo diésel o gasolina de características similares”.

Porsche Cayenne plug-in

“Al permitir que los automóviles eléctricos falsos cuenten para los objetivos de emisiones es mucho más fácil para los fabricantes obtener los generosos incentivos”, asegura Transport&Environment en declaraciones recogidas por EuropaPress.

La organización europea echa cuentas y afirma que las compañías pueden cumplir las reglas medioambientales vendiendo casi 1,7 millones de eléctricos fake cada año desde 2025 y casi cuatro millones en 2030.

Nuevo acuerdo europeo para la reducción de emisiones

El Parlamento Europeo ha aprobado un nuevo acuerdo para reducir las emisiones de C02 de los coches del 37,5% (del 31% en el caso de las furgonetas) para 2030; comparado el porcentaje en ambos casos con los que se registren en 2021.

El acuerdo incluye un objetivo intermedio para 2025 del 1% tanto para coches como para furgonetas y una cláusula de posible revisión de los objetivos para introducir metas vinculantes para 2035 y 2040.

La organización medioambiental habla de “vacío legal” para que las empresas puedan cumplir estos valores sin hacer mucho esfuerzo.

“Las marcas pueden registrar coches eléctricos en 14 mercados europeos para beneficiarse de un doble crédito; por ejemplo, un fabricante puede registrar 100.000 nuevos coches eléctricos en Varsovia, reclamar los créditos de CO2 “inflados” y seguir así vendiendo todocaminos con motores de combustión interna y luego revender los eléctricos como nuevos en otros países”, explican en EuropaPress.

La solución: “que la Comisión Europea monitorice los registros de automóviles eléctricos cada año y cancele los créditos de venta donde se produzca un doble conteo”.

1 Comentario

  1. Los híbridos son el timo del tocomocho de la industria y los blogs de vehículos eléctricos les hacéis el juego informando de los lanzamientos, ventas, etc…
    Hay que acabar con los híbridos. Hacednos un favor y dejar de sacar noticias de híbridos, que los estáis equiparando con los eléctricos y estáis confundiendo a los menos informados.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here