siemens

Siemens ha anunciado su intención de sustituir todos sus coches de empresa por vehículos eléctricos antes de 2030. La compañía lo hará a través de un modelo que comenzará su implantación a principios de 2022 en Alemania.

La firma ha informado en un comunicado que el empleado es acercar a sus empleados a la movilidad sostenible, ofreciéndoles un incentivo adicional por la utilización de vehículos eléctricos. Además, pondrá a su disposición una oferta amplia de vehículos eléctricos para adaptarse a todas sus necesidades.

Esta iniciativa nace tras la adhesión de Siemens al proyecto EV100 del Climate Group, en el que se fijó el objetivo de su flota mundial a la movilidad 100% eléctrica antes de 2030.

Thorsten Eicke, director de gestión global de la movilidad en Siemens, ha señalado:

“Cuando se trata de lograr un futuro neutro para el clima, las soluciones innovadoras adicionales para los conceptos de flota alternativos son uno de los principales factores de éxito. El nuevo modelo de gestión de flotas se ajusta a su estrategia de lograr un impulso decisivo de la utilización de vehículos eléctricos e híbridos.”

Por otra parte, la compañía también quiere que todas sus operaciones comerciales sean neutras en carbono antes de 2030.

Por ello, la empresa se está centrando en sustituir sus coches por vehículos eléctricos. Su flota de coches de empresa para directivos comprende actualmente unos 1.500 vehículos y, de este total, los vehículos electrificados representan ya cerca del 50%. La compañía persigue aumentar sustancialmente este elevado porcentaje de carga en sus instalaciones y reducir el largo periodo de los contratos de leasing.

Infraestructura de carga de Siemens

Las instalaciones de la empresa en Alemania ya cuentan con unas 450 estaciones de carga y se prevén otras 260 para el verano de 2022. Con la tarjeta de carga de Siemens Smart Infrastructure, los empleados pueden acceder a más de 40.000 estaciones de recarga en la red pública de recarga de Alemania.

Para su infraestructura de carga, Siemens utiliza su propia tecnología y las soluciones de infraestructura de Smart Infrastructure Distribution Systems. La empresa utilizará además fuentes renovables para que la recarga de los vehículos contribuya a su objetivo de neutralidad.

La compañía ha informado además de que, tras la implantación del nuevo modelo en Alemania, le seguirán otros países europeos. 

Te puede interesar

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here