Shell diversifica su mercado y compra NewMotion

La petrolera Shell ha adquirido la empresa holandesa NewMotion, especialista en conversión de espacios de estacionamiento normales en puntos de recarga para vehículos eléctricos, como parte de su plan de diversificación de negocio.

Shell es una de la compañías petroleras que más interés está demostrando en la recarga de vehículos eléctricos, teniendo en cuenta el importante cambio que la industria del automóvil está empezando a experimentar. Las estaciones de recarga forman parte de su plan de diversificación de negocio. Una estrategia que se está viendo acelerada por anuncios como los realizados este año por Holanda, Noruega, Reino Unido o Francia de eliminar los motores de combustión antes de 2040

Shell anunció a principios de este año su intención de incorporar puntos de recarga en sus gasolineras. Fruto de esta intención creó este verano una empresa conjunta con Allego para instalar y operar los primeros cargadores rápidos para vehículos eléctricos en las estaciones de servicio de Reino Unido y Países Bajos seleccionadas.

Ahora la empresa petrolera ha adquirido, por una cantidad no revelada, NewMotion, una empresa holandesa especialista en conversión de aparcamientos en estaciones de recarga de vehículos eléctricos y que cuenta ya con 30 000 de estas instalaciones en toda Europa. La cartera de clientes corporativos de Shell puede suponer una importante expansión del negocio de la empresa holandesa.

Estación de servicio SHELL
Estación de servicio SHELL

Un cambio de mentalidad

Matthew Tipper, vicepresidente de nuevos  combustibles de Shell ha declarado: “el grado en el que la electrificación está cambiando la movilidad en muy evidente y debe conducirnos a un cambio de mentalidad”. La existencia de la figura de un vicepresidente de nuevos combustibles nos da una idea de hasta qué punto Shell es consciente del declive del negocio del petróleo.

De momento, ante la intención de eliminar los motores de combustión realizadas por los gobiernos de diferentes países y por las autoridades de algunas de las principales ciudades europeas, han sido las compañías del viejo continente las que antes han comenzado a reaccionar, como es el caso de Shell o de la británica BP. Sin embargo las grandes compañías americanas como Exxon o Chevron no han anunciado todavía sus intenciones antes este cambio que se les avecina.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here