Honda e.
Honda e.

A los europeos nos gustan los coches pequeños, del segmento A. Son ágiles en las ciudades, fáciles de aparcar y de bajo coste. Pero las inversiones que requieren las nuevas reglas de emisiones complican su futuro, por el encarecimiento en el precio final. Analizamos cómo vemos el segmento y su permanencia en el tiempo.


Muchos fabricantes están haciendo versiones eléctricas de sus coches pequeños. Eso es menos costoso que desarrollar plataformas específicas para nuevos eléctricos. En consecuencia, el precio de venta se ve comprometido en un segmento como es el urbano si se persigue la electrificación.

Hay fabricantes que ven su futuro eléctrico incierto, incluso que piensan que puede surgir un segmento nuevo, a caballo entre los segmentos A y B. Y puesto que son urbanos, podrían quedar los cuadriciclos como vehículos para ciudad y lanzar un nuevo segmento, dando algo más de entidad a los coches pequeños.

Así lo ven los analistas de JATO Dynamics cuando se refieren a la apuesta de Fiat con el Centoventi, presentado en Ginebra en 2019. El coche es una mezcla de segmentos A y B, algo que puede indicar lo incierto del futuro de los coches urbanos.

Fiat Concept Centoventi
Fiat Concept Centoventi

Sin embargo, a día de hoy, el segmento A es el quinto más vendido en Europa, según los análisis de JATO. Las cifras de matriculaciones de estos vehículos llegaron a 1,1 millón de unidades. Eso sí, tuvo una caída del 3,9% con respecto al año anterior.

Lo cierto es que el segmento no tiene competencia, es decir, no hay posibilidad de que se pueda elegir un SUV del segmento A. Asimismo, sus ventas siguen teniendo a las empresas de carsharing como fieles compradores. Si, además, son eléctricos, los planes de ayuda permiten que un usuario que no puede comprar un eléctrico por precio, lo tenga más fácil. Y lo mismo ocurre con los coches de ocasión de este segmento.

Coches pequeños eléctricos

La mayor parte de los analistas indican que casi todos los coches nuevos que se vendan en 2030 serán eléctricos, híbridos o híbridos enchufables. Pero las tecnologías de éstos son más costosas. Y, en ese sentido, los coches pequeños serán los grandes perjudicados. Si electrificar un vehículo de cualquier segmento superior tiene un coste alto, los coches pequeños son más sensibles a ello.

Pero no es mucho mejor la situación para el segmento cuando la UE introduzca una nueva norma Euro 7, durante la década. Los nuevos filtros de partículas y la reducción de emisiones tampoco ayudarán a mantener los precios de los coches de combustión del segmento A. Y los analistas hablan de, al menos, un 10% de sobrecoste en tecnología.

Coches pequeños eléctricos: Smart, Renault Twingo y Fiat 500.
Coches pequeños eléctricos: Smart, Renault Twingo y Fiat 500.

La supervivencia del segmento está, probablemente, en la electrificación. Y, de hecho así lo han visto muchos fabricantes.

Coches como el Smart, el Renault Twingo o el Fiat 500 son una muestra de la apuesta por la electrificación. O el Honda e, que puede atraer a compradores de vehículos premium y sus reservas hablan de su éxito inicial.

¿Puede la respuesta estar en los cuadriciclos?

Lo que sí parece cierto es que se está revitalizando el tipo de vehículos que llamamos cuadriciclos. Son verdaderos coches urbanos, eléctricos, de baja potencia y autonomía; cuentan, además, con la posibilidad de que los jóvenes puedan conducirlos.

Renault Twizy
Renault Twizy

El primero de los que salió fue el Renault Twicy, en 2012, y aunque no tuvo el resultado esperado, sigue vendiéndose en algunos países.

No obstante, PSA no se ha desanimado. Buena prueba es el simpático Citroën Ami. Su precio, posibilidades de adquisición y sus aspectos innovadores parecen tener buena acogida, incluso antes de estar en el mercado.

El pequeño e innovador Citroën Ami eléctrico.
El pequeño e innovador Citroën Ami eléctrico.

Hablamos de otra simpática apuesta hace unos meses: el Microlino de la compañía suiza Micro Mobility. Su público objetivo puede estar entre los usuarios de coches pequeños o de scooters. Llegará al mercado en 2021, pero lo cierto es que ya ha conseguido más de 18.000 reservas.

Microlino
Microlino

Al final, parece que los coches pequeños para ciudad necesitarán electrificarse para sobrevivir como segmento, pero eso exigirá reducciones de costes y de precio final que, de momento, no parecen ser muy viables. Quizás la bajada de precios de las baterías en un futuro a corto plazo ayude.

FUENTES: JATO Dynamics y Electrek

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here