Teresa Ribera, ministra de Transición Ecológica en CEVE2019

La ministra en funciones para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, abrió la segunda jornada del Congreso Europeo de Movilidad Eléctrica, dando un repaso a la problemática del cambio climático en su relación con el transporte.

Según Ribera, el transporte es uno de los grandes emisores de gases contaminantes en España con el 27% del total en 2018. “Hay que tener la mente abierta y contemplar el vehículo eléctrico como una de las herramientas que nos va a permitir  resolver el problema”.

No debemos olvidarnos del debate sobre el espacio público ya que debe haber un reparto equitativo entre personas y vehículos. Necesitamos recuperar espacios, y los servicios de carsharing eléctrico pueden ser una buena herramienta para conseguirlo, afirmaba Ribera.

Se está produciendo, decía Ribera, un cambio de planteamiento de la movilidad y su entorno, en el que surge un contexto de oportunidades con mayor innovación y desarrollo. El vehículo eléctrico tendrá una paridad de precio con respecto al vehículo de combustión en los próximos tres años. De hecho, incluyendo en la fórmula los diferentes gastos de combustible y de mantenimiento, en algunos de los modelos ya existe la paridad.

“El vehículo eléctrico tendrá una paridad de precio con respecto al vehículo de combustión en los próximos tres años”.

En cuanto a la generación de energía necesaria para abastecer el nuevo parque de vehículos eléctricos, Ribera considera elemental el uso de las fuentes renovables y la digitalización de las redes eléctricas, ya que permiten un coste inferior en términos medioambientales, un equilibrio en la balanza comercial,  y un consumo de energía autóctona.

Fabricantes de automóviles o proveedores de servicios de movilidad

El cambio de paradigma en la movilidad afecta muy directamente al fabricante ya que ahora se convierten en proveedores de servicios de movilidad: véase los servicios compartidos, el renting y las diferentes modalidades de pago por uso.

Para la ministra, España tiene una industria puntera en automoción y debe tener en cuenta los objetivos fijados por la Unión Europea en tanto que la descarbonización hace necesaria una transformación de los sistemas de producción. Es básica la formación de los profesionales para atraer ese potencial tanto en el propio sector de la fabricación como en la industria auxiliar y en la infraestructura de carga.

Más colaboración

Fundamental es también para Teresa Ribera la complicidad con los Ayuntamientos y las ayudas a la compra de vehículos eléctricos como a la infraestructura de carga. Recordó los 45 millones de euros puestos en marcha a través del MOVES, y los 15 millones para proyectos singulares a través del IDAE.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here