Su nombre comercial era BMW C1. Los aficionados al mundo de las dos ruedas la recordarán como la moto con techo; un ‘invento’ alemán que estuvo dos años en el mercado en los que no consiguió el éxito esperado. Ahora parece que vuelve a probar suerte, esta vez, en versión eléctrica.

Aunque muchos no lo entendieron, la idea de BMW era acercar el mundo de las dos ruedas a los usuarios de vehículos pequeños. El objetivo era crear un vehículo que tuviese las ventajas de las motos de pequeña cilindrada (ideales para conducción urbana, fáciles de aparcar, con poco consumo…), y las de los coches (especialmente en materia de seguridad).

La BMW C1 tenía asiento con respaldo y cinturón de seguridad y el conductor viajaba protegido por un techo con parabrisas, lo que eliminaba la necesidad de llevar casco.

Llegó al mercado en el año 2000; desapareció en 2002. No consiguió el éxito esperado.

Pero parece que hay alguien en BMW que guardó la idea en el cajón hasta el momento oportuno… 

Según han filtrado algunos medios de comunicación, en 2017 BMW registró la patente de la C Evolution, es decir, una moto eléctrica con techo.

La web Motorcyle ha mostrado las imágenes registradas por la marca (puedes verlas en enlace). En ellas se aprecia sin lugar a dudas un chasis como el la BMW C1, pero con un diseño modular, es decir, con o sin techo según decida el cliente.

Por el momento no hay confirmación oficial de que BMW vaya a lanzar una moto eléctrica con techo. Hay quien apunta que la experiencia del modelo original y lo que han vivido otros fabricantes con ideas similares (léase el Renault Twizy) demasiado a su lanzamiento. Los más optimistas opinan que, quizá, la C1 no llegó en el tiempo adecuado pero que ahora puede que sí sea su momento, pero con motor eléctrico.

De momento, nos quedamos con que BMW ha registrado la patente y eso es que la idea se está cocinando

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here