Estación de carga rápida Porsche

El Gobierno ha hecho realidad una petición largamente escuchada en el sector: declarar los puntos de carga rápida bienes de interés público. La pregunta es: ¿qué supone esto para los usuarios?

Volkswagen fue el primero que pidió al Gobierno que declarara los puntos de carga bien de interés público. “Con esta iniciativa, que no supone ningún coste, se agilizaría significativamente el despliegue de la infraestructura de carga en carretera”, dijo en el mes de febrero el presidente de la división de distribución, de Volkswagen Group España,  Francisco Pérez Botello.

“Declarar de utilidad pública los puntos de recarga de alta potencia que deben instalarse en autopistas y autovías es una medida, sin coste para la Administración, que permitiría agilizar el despliegue de la infraestructura de carga pública, al reducirse desde los ocho o diez actuales a solo uno los trámites administrativos para poner en marcha estas instalaciones”, aseguraba Pérez Botello.

No sabemos si ha sido este mensaje el que ha impulsado la decisión del Gobierno de declarar bienes de interés público los puntos de carga rápida, pero así es.

Puntos de carga rápida declarados bien de utilidad pública

En el último Consejo de Ministros, el Ejecutivo ha aprobado un Real Decreto de Impulso a las Energías Renovables que declara de utilidad pública los cargadores de coches eléctricos de alta capacidad. Una medida que avanza en la senda para impulsar la elecromovilidad junto contras medidas como la aprobación del Plan Moves 2020 (en este enlace tienes una completa guía con todo lo que necesitas saber sobre las ayudas a la compra de coches eléctricos).

Endesa punto de carga

Con la decisión del Gobierno pasan a tener consideración de bien utilidad pública todos los puntos de recarga rápida, esto es, los de potencia superior a 250 kW.

Tal y como ha explicado la ministra para la Tranisición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, con esta medida se busca impulsar el desarrollo de una red de cargadores ultrarrápidos, especialmente en autovías y autopistas.

¿Qué supone esto para los usuarios?

Declarar los puntos de carga rápida bienes de utilidad pública permitirá simplificar los trámites y tiempos necesarios para la aprobación de la solicitud y posterior aprobación, instalación y puesta en funcionamiento.

Una buena noticia que se suma a la partida del Plan Moves que se destina a la financiación de puntos carga.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here