PSA pide a los estados que financien la infraestructura de recarga
Carlos Tavares

Carlos Tavares, presidente del Grupo PSA, propone en Ginebra que sean los estados los que asuman la responsabilidad de crear las condiciones para la compra de vehículos eléctricos financiando y promoviendo la infraestructura de carga.

Las regulaciones medioambientales de la Unión Europea fomentan cada vez más la electrificación del automóvil. Esta situación no ocurre solo a nivel europeo, sino que incluso a nivel local, cada vez son más las ciudades que optan por un transporte cada vez más electrificado.

Carlos Tavares, presidente del Grupo PSA y de ACEA, la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles, ha pedido a los estados miembros de la Unión Europea “crear las condiciones para que los consumidores que han comprado un vehículo eléctrico puedan recargarlo”.

“Crear las condiciones para cargar los vehículos eléctricos y la densidad mínima de la infraestructura  antes de implementar las normas”

Durante su conferencia de prensa en el Salón del Automóvil de Ginebra Tavares afirmó que “los estados deben financiar la infraestructura y elegir el nivel de densidad mínima, antes de la implementación de las normas. En cualquier caso, esta propuesta la enviaré esta semana a los miembros de la Junta de Acea“.

En septiembre del año pasado, durante el Salón de Frankfurt, Tavares expresó sus reservas sobre el futuro de la industria y su opinión sobre la intervención de la legislación y los estados en el desarrollo de la infraestructura de recarga: “Desde una perspectiva social algunas sombras se ciernen sobre la electrificación, especialmente en cuanto a la limpieza de la energía eléctrica, la huella de carbono que provoca la fabricación de las baterías y la extracción de las materias primas (…) Por el momento, lo que puedo decir es que la responsabilidad de los Estados es clara, ya que son ellos los que han elegido  la tecnología eléctrica, que consideran como la mejor para cumplir con las normas, cada vez más estrictas, para la reducción de las emisiones de carbono”.

Poco después, en enero de este año, en Detroit,  El Grupo PSA confirmó la llegada de numerosos modelos electrificados a su gama montados sobre las nuevas plataformas EMP2 y eCMP2. El grupo francés ya anunció a principios del año pasado la llegada de nuevos versiones eléctricas e híbridas enchufables y que al menos el 80 por ciento de sus modelos contarán con versión enchufable en 2023. Un objetivo que aceleró ampliando el plazo, pero llevando la cuota de electrificación a toda la gama. Eso sí con sistemas eléctricos algo más suaves. Una forma de anticipar el endurecimiento de las regulaciones europeas. Además Carlos Tavares también anunció la apertura de nuevos mercados con el regreso del Grupo PSA a Estados Unidos.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here