Polestar 2
DCIM101MEDIADJI_0599.JPG

¿Qué coche es ese? Parecía que decían los peatones con sus miradas al ver pasar el coche eléctrico que estábamos probando. Y es que sin duda, el Polestar 2 no deja indiferente a nadie. Su línea deportiva, su aspecto distinguido, su parrilla delantera… todo eso y que no encontramos en toda la carrocería una marca o un modelo que lo identifiquen. Tan sólo la estrella de cuatro puntas, emblema de la marca, y una pegatina en la parte baja del costado en la que menciona el nombre, la capacidad de la batería y la potencia.

Si el pasado 24 de junio Polestar hizo tañer la campana del Nasdaq en Nueva York para celebrar su salida a bolsa, no es de extrañar que en los próximos meses veamos sonar las campanas virtuales cada vez que pase un Polestar 2 a nuestro lado.

Muy sencillo de líneas, como marca la tendencia de los últimos modelos eléctricos. Ancho de caderas y con músculo coupé para dar rotundidad y aspecto deportivo. Iluminación trasera en todo lo ancho de la carrocería. Faros delanteros LED con iluminación en forma de cola de tiburón, techo acristalado, llantas de 20 pulgadas… 

Sin duda puede ser el coche que te enamore de un primer vistazo porque atributos tiene.

Interior 

Lo que llama la atención del interior del habitáculo es la gran cantidad de materiales de su salpicadero y del resto de revestimiento de la cabina. Las diferentes partes están hechas con molduras y tapicería vegana de serie, y su tacto es muy agradable. 

DCIM101MEDIADJI_0621.JPG

Nos encontramos también con una gran columna central que divide el habitáculo entre el piloto y el copiloto, un espacio en el que se sitúa la palanca de cambios y el control de sonido, así como un par de huecos en su parte lateral para depositar algunos objetos. Bajo nuestro punto de vista, esa columna tiene sentido en los vehículos de combustión porque aprovecha el diseño del túnel de transmisión y realza el aspecto. Sin embargo, el diseño de los vehículos eléctricos, en los que no hay caja de cambios ni túnel de transmisión, permite liberarnos de esa columna y darle más espacio visual al conductor.

Un volante de tres radios nos deja ver con mucha claridad la pantalla de instrumentación que podemos controlar muy fácilmente con sendas botoneras. Sonido, activación de la navegación en la pantalla de instrumentación, o controles de crucero y salida de carril, son algunas de las opciones rápidas que nos da Polestar 2.  

DCIM101MEDIADJI_0613.JPG

Ya os destacamos que Polestar 2 fue el primer coche del mundo en incorporar Google, e incorpora servicios tales como: el Asistente de Google, Google Maps con soporte para vehículos eléctricos y Google Play Store.

En la pantalla digital central os destacamos la posibilidad de ordenar los iconos de las Apps a nuestro gusto, como hacemos habitualmente con nuestro smartphone, lo que sin duda facilita la labor y nuestras preferencias. 

En las opciones de carga, nos agrada mucho ver claramente las opciones para programar tanto el inicio de la carga, como el porcentaje de batería que queremos cargar. Y por supuesto el amperaje al que queremos cargar en alterna: desde 1 hasta 32A, para adaptar nuestra carga a la potencia contratada, y permitir por ejemplo cargar nuestro coche mientras ponemos una lavadora, sin miedo a que un exceso de potencia consumida haga saltar el diferencial. 

Una de las cosas que nos encantó del Polestar 2 es tanto la capacidad del maletero con las opciones de amarre y ordenación de la carga. No sólo tiene un doble fondo para los paquetes más delicados, sino que cuenta con un tabique separador elevable, para distribuir la carga a nuestro gusto.

DCIM101MEDIADJI_0609.JPG

Conducción

Pero vamos a la conducción, que es lo que nos ha llevado a hacer este artículo. Lo primero que os tengo que decir es que Polestar 2 nos permite elegir la dureza del volante hasta en 3 modos. Así que ya no podréis decir eso de que la dirección es muy dura o muy blanda.

En combinación con la suspensión, la conducción en curva es muy precisa, y nos deja disfrutar de toda la potencia del motor eléctrico. 

En esta ocasión, probamos el Polestar de un solo motor eléctrico y gran autonomía, lo que nos ofreció 231 CV y un par de 330 Nm con los que disfrutamos en las salidas desde parado. 

Autonomía

Aunque la versión inicial de la gama tiene una capacidad de batería de 69 kWh, las versiones superiores ya montan baterías de 78 kWh, con los que alcanzaremos distancias de hasta 542 km en la versión de un solo motor. La versión de dos motores con tracción total limita la autonomía a 482 km debido a su potencia de 408 CV. 

En nuestro caso, con la versión de 78 kWh y un sólo motor tuvimos un consumo de entorno a los 18,5 kWh. Si echáis cuentas os saldrán 421 km de autonomía, que no están nada mal para una ruta mixta con tramos de carretera, autopista y ciudad.

Si tenéis necesidad de cargar en ruta, podréis hacerlo en cargadores de hasta 155 kW y tener lista la carga en unos pocos minutos. 

Precios del Polestar 2

  • Standard Range Single Motor (batería 69kWh) 47.190€
  • Long Range Single Motor (batería de 78kWh)   50.190€
  • Long Range Dual Motor (batería de 78kWh)53.190€

Galería de fotos

Polestar2

Te puede interesar:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí