Opel Ampera-e
Opel Ampera-e

El Ampera-e aumenta su precio en Europa como consecuencia de la adquisición de Opel por parte del Grupo PSA. La subida supone un incremento de unos 4.800 euros más en Noruega y de unos 5.700 euros en Holanda.

A los continuos problemas de distribución del Opel Ampera-e en Europa, con lentas esperas e incluso suspensión de nuevos pedidos se une ahora una subida de precio considerable, debida, según Opel, a la adquisición del fabricante por parte del Grupo PSA.

Así en Noruega el precio del Ampera-e ha pasado a ser 45.000 coronas noruegas más caro, lo que supone 4.800 euros más. Un incremento que se une al que ya sufrió a principios de año cuando sufrió una primera subida de 15.000 coronas. Esto implica que el precio actual del Ampera-e es de 37.000 euros frente a los 30.700 € que costaba cuando llegó al mercado noruego en diciembre de 2016. De la misma forma esta subida se anuncia también en el mercado holandés, aunque en este caso la subida es aún mayor alcanzando los 5.700 euros.

Opel ha explicado la razón por la que se h producido este gran incremento. Stein Pettersen, gerente de relaciones públicas de Opel Noruega, ha declarado “Esta es obviamente una situación triste y lo lamentamos por los clientes y por  nuestros distribuidores. Entendemos muy bien que los clientes están frustrados y decepcionados, pero es una situación que se escapa a nuestro control”. La razón de la subida de precio son las condiciones que General Motors ha impuesto al Grupo PSA para la reventa de la tecnología a Opel.

Características del Opel Ampera-e

Este aumento de precio en principio se aplica a los vehículos que se entreguen en 2018 y que serán producidos  por la fábrica de Orion, en Michigan, a partir de diciembre de este año. Por lo tanto los pedidos ordenados en 2017 no deberían estar sujetos a este aumento de precio. Sin embargo las noticias sobre el alcance del nuevo precio son contradictorias y en algunos medios se informa que también afectará a los pedidos de 2017.

Es de esperar que esta noticia no solo disuada a muchos compradores potenciales de este coche en Europa sino que es posible que provoque una lluvia de cancelaciones para los pedidos ya cerrados, sobre todo porque la competencia está empezando a llegar con vehículos nuevos y Opel está perdiendo la ventaja que podía disfrutar poniendo en el mercado un coche eléctrico con autonomía superior a toda la competencia.

En Noruega se entregaron tan solo 35 unidades del Opel Ampera-e en octubre y el total de entregas alcanza tan solo las 1.250 unidades en todo 2017. Algunos de los  las aproximadamente 5.000 clientes que han realizado sus reservas ya han sido avisados de que su pedido no estará disponible hasta 2019.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here