Primeras entregas del Opel Ampera-e en Europa

Opel está pidiendo a los concesionarios noruegos que suspendan la recepción de pedidos del Ampera-e para centrarse en cerrar las operaciones ya lanzadas. Los problemas de fabricación o suministro de este eléctrico continúan sin resolverse.

Si la disponibilidad del Chevrolet Bolt en Estados Unidos es una de las grandes trabas que este coche está teniendo para expandirse. Si a General Motors le está costando satisfacer esta demanda el caso del  Opel Ampera-e en Europa está empezando a ser dramático.

Opel ha pedido a sus concesionarios noruegos que dejen de admitir pedidos de este coche  puesto que no será posible atenderlos por ahora. General Motors vendió Opel al Grupo PSA, incluyendo en el acuerdo todas las operaciones europeas incluidas las entregas del Ampera-e en Europa.

Opel Ampera-e
Opel Ampera-e

Christopher Rux, portavoz de Opel en Europa, ha confirmado la suspensión de los pedidos del  Opel Ampera-e para enfocarse en satisfacer la demanda de los pedidos ya lanzados para que los clientes reciban sus coches lo antes posible. Según sus datos hasta la fecha se han entregado en toda Europa más de 1.000 unidades del Ampera-e, la mayoría de ellos en Noruega y el resto en Alemania, Suiza y Holanda. Por otro lado el número de pedidos actual generado solo en Noruega es de 5.000 unidades: “continuaremos atendiendo la demanda de la manera más efectiva posible”.

En Estados Unidos Chevrolet ya ha entregado 15.000 unidades del Bolt desde su lanzamiento el año pasado. El número de vehículos fabricados ha ido aumentando durante el verano, gracias a la remodelación de la fábrica de Orion para duplicar el número de unidades producidas en sus líneas.

La razón por la que General Motors no está siendo capaz de atender la demanda del Bolt no está clara. No se sabe si es un problema de producción o un problema de distribución. Podría ser que la inexistencia de créditos por la venta de eléctricos, como ocurre en California, haga poco rentables las operaciones. Lo cierto es que es extraña esta estrategia de General Motors cuando, por otro lado, está anunciando dos nuevos eléctricos en los próximos 18 meses y hasta 20 modelos más antes de 2023.

1 Comentario

  1. vaya decepcion. estos de GM no eran los que iban a matar al model 3 fabricando minimo 50.000 coches al año con capacidad de 100.000 ya¿?… y ahora va la pSa y frena a open en noruega. Que no se preocupen que en la era de internet la historia no se olvida.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here