General Motors anuncia dos nuevos eléctricos en los próximos 18 meses

General Motors afronta a partir de ahora su plan de electrificación más comprometido: dos nuevos eléctricos en los próximos 18 meses y hasta 20 modelos más antes de 2023. Para la compañía americana, ‘el futuro es eléctrico’.

Cuando todavía no ha despegado la distribución del  Chevrolet Bolt en Estados Unidos y menos aún del Opel Ampera-e en Europa el grupo matriz de estas dos marcas, General Motors, anuncia un nuevo plan de vehículos eléctricos, en este caso, por lo que parece mucho más comprometido que el actual.

El fabricante ha confirmado el lanzamiento de dos nuevos vehículos totalmente eléctricos en los próximos 18 meses. Ambos se aprovecharán de la experiencia obtenida de la puesta en el mercado del Bolt a finales del año pasado.

General Motors explica la parada de la producción del Bolt

Un futuro totalmente eléctrico

Pero el plan de General Motors no finaliza ahí sino que, en el propio comunicado de prensa se añade que lanzará  ‘al menos 20 vehículos totalmente eléctricos antes de 2023’.  Mark Reuss, vicepresidente ejecutivo de Desarrollo de Productos de General Motors General Motors cree “en un futuro totalmente eléctrico. Aunque ese futuro no ocurrirá de la noche a la mañana. GM se compromete a impulsar un mayor uso y aceptación de vehículos eléctricos a través de soluciones sin compromiso que satisfagan las necesidades de nuestros clientes”.

A la vez de este anuncio relacionado con los eléctricos movidos por baterías la compañía también anunció una nueva plataforma de vehículos movidos por pila de hidrógeno, con lo que se demuestra que, al igual que otros fabricantes, General Motors no quiere renunciar a esta tecnología.

Esta es la primera vez que General Motors asume un compromiso con la movilidad eléctrica de tanta entidad, aunque, como en otros casos, siguen siendo promesas y objetivos que hasta que no se hagan realidad no podrán ser considerados como ciertos.

Configurador del Chevrolet Bolt
Configurador del Chevrolet Bolt

No olvidamos que el Chevrolet Bolt fue anunciado como ‘el primer coche eléctrico para el mercado de masas’. La realidad es que es un coche excesivamente caro para su tamaño (37 500 dólares) del que tan solo se han entregado unas 2 000 unidades en Estados Unidos. Unas ventas reducidas por  unos objetivos de producción poco ambiciosos y un errático plan de distribución, como demuestra su testimonial llegada a Europa en forma de Opel Ampera-e.

Esperamos que este nuevo plan de General Motor suponga una reactivación de ese espíritu eléctrico y se hagan realidad esas declaraciones de Mark Reuss, de que ‘el futuro es eléctrico’.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here