Punto de carga

Gran argumento el que da Nio contra quienes hablan del miedo a quedarse a tirados como escollo para la compra de un coche eléctrico: un servicio de cargadores ambulantes. Permite recargar la batería en cualquier momento y garantiza 100 kms de autonomía desde ese punto.

Nio ha tenido una muy buena idea: un servicio de cargadores ambulantes. Pero, por ahora, tiene dos pegas. La primera es que el servicio solo funciona en China. La segunda, que es compatible únicamente con modelos de las marcas Nio y Tesla.

La idea es que los coches eléctricos Nio y Tesla puedan recargar sus baterías en cualquier momento y lugar y aunque no puedan llenar toda su capacidad, el servicio de cargadores ambulantes sí garantiza una autonomía de 100 kms desde el punto de recarga.

Nio es el mayor fabricante de coches eléctricos en China, por lo que resulta irónico que su mayor competidor en el gigante asiático le preste ayuda a Tesla.

100 kms de autonomía en 10 minutos

Según ha explicado Nio, el servicio de cargadores ambulantes garantiza 100 kms extra de autonomía con solo 10 minutos de carga.

El servicio se ofrece a través de furgonetas Nio Maxus EV80 cien por cien eléctricas que, equipadas con dos baterías auxiliares de 70 kW puede aprovisionar a dos coches eléctricos con 100 kms de autonomía en solo 10 minutos.

Tesla Model S 75 D recargando con el adaptador CHAdeMO
Tesla Model S 75 D recargando con el adaptador CHAdeMO

Tener esta salvación en carretera, ¿cuánto cuesta?

Nio ha adelantado que el servicio de recarga ambulante tiene un precio de 21 euros. Otra de las ventajas es que no es necesario que el propietario del vehículo esté presente ya que los operadores de Nio pueden desbloquear el acceso a la entrada de carga.

La compañía china ha anunciado que desplegará una flota de 1.200 furgonetas de carga móviles.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here