Dicen por ahí, que Nikola nació con la intención de hacer sombra a Tesla; pero que le está siendo tan difícil entrar en el mercado de los turismos eléctricos que ha decidido probar suerte en otros segmentos. En el de los vehículos de gran volumen parece que está teniendo más suerte porque acaba de recibir un pedido de 2.500 camiones de basura eléctricos.

Nikola Motor anuncia orgullosa que empieza a trabajar en el mayor pedido de vehículos de gestión de residuos cero emisiones de cuantos se han realizado hasta el momento.

La compañía, especializada en soluciones de cero emisiones y de infraestructura, anuncia un pedido mínimo de 2500 camiones de basura electrificados de Republic Services, uno de los mayores proveedores de servicios de recolección, transferencia, eliminación, reciclaje y energía de residuos sólidos no peligrosos en los Estados Unidos.

El acuerdo contempla una primera entrega de 2.500 vehículos eléctricos de recogida de basuras, ampliable hasta 5000. En cuanto a las fechas del acuerdo, Nikola debe tener listos los camiones eléctricos para empezar a operar en fase de pruebas en 2022. Un año después, debería comenzar a entregar las primeras unidades.

Nikola Tre, la ‘base’ del camión de basura eléctrico

“Nikola se especializa en camiones Clase 8 de servicio pesado y cero emisiones; el mercado de basura es uno de los mercados más estables de la industria y proporciona valor para los accionistas a largo plazo ”, explica el fundador y presidente ejecutivo de Nikola, Trevor Milton.

“El tren motriz Nikola Tre es ideal para el mercado de basura, ya que comparte y usa las mismas baterías, controles, inversores y eje eléctrico. Al compartir la plataforma Tre, podemos reducir el costo de ambos programas utilizando las mismas partes”, continúa.

El software del tren motriz del camión de basura eléctrico de Nikola estará limitado a 1000 HP. La nueva plataforma puede darles a los camiones de basura casi tres veces más HP que las opciones de gas natural y diesel, brindando a los operadores la capacidad de subir colinas con cargas completas sin problemas, un desafío que los fabricantes de vehículos de gas natural han estado trabajando para resolver.

Los vehículos tendrán una batería capaz de almacenar 720 kwh, más que suficiente para vaciar unos 1.200 cubos de basura antes de tener que pasar por el enchufe. Los precios por unidad no han trascendido, aunque Milton ha explicado que se ha comprometido a que estén por debajo de los 500.000 dólares la unidad, algo por debajo del precio de la competencia.

“Esto es un cambio de juego”, afirma el director ejecutivo de Nikola, Mark Russell. “Los clientes de camiones de basura siempre han pedido chasis a OEM de camiones y carrocerías a otros proveedores”. Nikola, sin embargo, ha integrado completamente el chasis y la carrocería, cubriendo ambos con una única garantía de fábrica. Los camiones incluirán tanto cargadores laterales automáticos como cargadores frontales, todos los cuales serán de cero emisiones.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here