materias primas para baterías

En el marco de su ofensiva eléctrica y su objetivo de descarbonización “Ambition 2039”, Mercedes-Benz quiere que las materias primas para baterías extraídas y procesadas de forma responsable constituyan la base de su gama de vehículos eléctricos. La compañía se centra actualmente en garantizar prácticas adecuadas en la extracción de materias primas para baterías, es decir, cobalto y litio.

Por ello, la compañía considera primordial el respeto y la protección de los derechos humanos y del medio ambiente desde la mina hasta el producto final.

Mercedes-Benz está adoptando un enfoque integral a lo largo de toda la cadena tecnológica de las baterías, desde la investigación y su desarrollo hasta su producción en serie. La celda es el corazón de la batería y el control de su química es por lo tanto crítico.

Markus Schäfer, miembro del Consejo de Dirección de Daimler AG y Mercedes-Benz AG; responsable de Daimler Group Research y Director de Operaciones de Mercedes-Benz Cars, explica:

“El claro objetivo de desarrollo de Mercedes-Benz es aumentar significativamente la autonomía de las futuras baterías mediante avances en la densidad de energía, conseguir que la producción de las futuras tecnologías de baterías sea más madura, reducir significativamente los tiempos de carga y reducir aún más el uso de materiales críticos. En las nuevas generaciones de baterías el contenido de cobalto se está reduciendo a menos del diez por ciento. En el futuro, queremos utilizar tecnologías de post iones de litio con nuevas composiciones para prescindir completamente de materiales como el cobalto. La optimización de la reciclabilidad y su implementación en Mercedes-Benz también forma parte de la estrategia global de las baterías”

Minería responsable

Mercedes Benz toma como uno de los criterios clave para decisiones y contratos con proveedores dentro de la cadena de suministro de materias primas para baterías la Normativa para una minería responsable de la “Iniciativa para garantizar una minería responsable” (IRMA).

Esta norma se encuentra de momento en un fase inicial de adopción por parte de la industria, un proceso que Daimler quiere aligerar.

Mercedes-Benz obligará a los socios a comprometerse en los contratos a trabajar dentro de su propia cadena de suministro para abastecerse exclusivamente de proveedores de materias primas que sean auditados de acuerdo con la norma minera IRMA. En el futuro, las cadenas de suministro también se supervisarán periódicamente.

Países de riesgo

Los países de origen considerados de alto riesgo no suelen excluirse deliberadamente como fuentes de suministro. En cambio, el objetivo del enfoque adoptado es mejorar la situación local de las personas que trabajan en ellos y fortalecer sus derechos. Con ello, Mercedes-Benz AG sigue la recomendación de las organizaciones no gubernamentales, los gobiernos y otros grupos de interés pertinentes de no retirarse de los países de alto riesgo.

Renata Jungo Brüngger, miembro del Consejo de Dirección de Daimler AG y Mercedes-Benz, responsable de Integridad y Asuntos Jurídicos señala:

“Nuestra aspiración es muy clara: queremos que nuestros productos contengan sólo materias primas extraídas y producidas sin violaciones de los derechos humanos. Éste es uno de los elementos centrales de nuestra estrategia de negocio sostenible. De esta manera, ponemos en práctica un elemento importante de nuestro Sistema de Respeto de los Derechos Humanos y dibujamos el camino hacia los sistemas de propulsión eléctrica de manera sostenible”.

“Si hay algún indicio de riesgo, vigilamos de forma más cercana la cadena de suministro. Esto implica ir más allá de los proveedores directos y crear transparencia y, si es necesario, revisar todo el proceso hasta la mina.”

Te puede interesar

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here