Gigafactoría de Tesla en Shanghái. Foto: Reuters.
Gigafactoría de Tesla en Shanghái. Foto: Reuters.

Las matriculaciones de Tesla en China durante el pasado mes de marzo suponen todo un récord para la marca. En medio de la pandemia, y con una caída de ventas de coches del 43,4% en el país, Tesla tuvo un incremento del 450%. Tesla ya supone el 25% de las ventas de eléctricos en el mercado chino.


La  verdad es que en un momento tan complicado como el que vivimos, parece impensable que las matriculaciones de Tesla hayan conseguido esa subida. Pero la recuperación de Tesla es asombrosa en China. Según informa Reuters, el fabricante vendió 12.709 unidades en marzo, mientras que en febrero fueron 2.314.

Y estas cifras se producen en medio de una fuerte caída del mercado en China, del 43,4% en marzo. Pero la compañía de Elon Musk parece estar ajena a la evolución motivada por el coronavirus en el país asiático.

Las matriculaciones de Tesla caen, no así las acciones

Lo cierto es que la evolución de Tesla en China tira por tierra las previsiones de analistas y consultores internacionales. Buena prueba de ello es lo que comentábamos hace poco más de un mes, cuando hablábamos de las previsiones que se estaban realizando sobre Tesla. Bloomberg esperaba una caída de ventas de la marca de aproximadamente un 10% en Europa. Y recogía esta de Morgan Stanley lo siguiente:

“Un Tesla es una compra discrecional y de alto precio. Es razonable suponer que el sentimiento y la fortaleza financiera de la cartera de pedidos de Tesla se vean afectados de alguna manera por la fuerte corrección en los mercados mundiales. Asimismo, por las preocupaciones sobre la seguridad pública y la interrupción de la movilidad personal”.

Hace alrededor de una semana, Reuters informaba que las acciones de Tesla habían subido un 28% en dos días. La sorpresa de los analistas fue inevitable. El cierre temporal de la fábrica de California había llevado a la baja la cotización, pero los inversores volvían a recuperar la confianza en Tesla.

En este momento, las acciones de la compañía han duplicado el valor desde su mínimo de marzo. Sin embargo, aún no han recuperado su máximo de febrero, antes de que el mercado de valores reconociera la magnitud de la pandemia y su impacto en la economía global.

Fabricación del Model 3 en Tesla Shanghái. Foto: Reuters.
Fabricación del Model 3 en Tesla Shanghái. Foto: Reuters.

La fábrica de Tesla en Shanghái

Decíamos antes de acabar marzo que la fábrica de Tesla de Sanghái había recuperado antes la actividad que otras fábricas de coches. Y en ello tuvo mucho que ver el propio gobierno chino, que ayudó a Tesla a realizar la reapertura y en condiciones de seguridad óptimas. Para Musk es fundamental que las cosas vayan bien allí. China es un pilar importante en la estrategia de la compañía.

Según anunció la propia compañía recientemente, durante el primer trimestre entregó 88.000 automóviles a nivel global. Sin duda es un magnífico dato que avala la confianza de los inversores. Y China es clave en estos datos.

Las matriculaciones de Tesla en China son importantes también por otro motivo. Ayer comentábamos que el mercado de vehículos eléctricos en China puede verse perjudicado por varios factores. Entre ellos, la bajada del precio del petróleo. Sin embargo, no parece que eso afecte a Tesla, que sigue imparable la producción de varias versiones del Model 3 en la gigafactoría de Shanghái.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here