Lucid Motors retrasa la fecha de producción del Lucid Air a 2019
Nuevos colores del Lucid Air-2

Lucid Motors ha anunciado que retrasa la fecha de producción del Lucid Air hasta 2019. Un año más de espera que parece responder a los problemas de financiación de la empresa tras sus últimas conversaciones con otros fabricantes.

Los esfuerzos de Lucid Motors para llegar al mercado en 2018 parece que no han sido suficientes Después de anunciar, en 2016, la construcción de su factoría en Arizona, en la que pensaba invertir 700 millones de dólares, no ha hemos tenido noticias de otros movimientos tras finalizar la ronda de financiación para lograr las inversiones necesarias. Así el fabricante anuncia el retraso en la producción del coche hasta 2019, lo que supone que prácticamente seguro, no llegará al mercado hasta 2020.

Lucid Motors no ha buscado solamente pequeños inversores que aportasen algo de capital a su idea, sino que inició conversaciones con grandes fabricantes como Ford.  Fabricar el prototipo y lanzarlo a los medios de comunicación para que cuenten sus hazañas es una cosa y montar una fábrica para construirlo, con todas las garantías de seguridad que requiere esta industria, y cumplir con la demanda que se ha creado es otra. Por la poca información que ha trascendido, y como ya os contamos, Ford no parece interesada en hacerse con Lucid Motors.

Nuevos colores del Lucid Air
Nuevos colores del Lucid Air

Una nueva cara del Lucid Air

Mientras la compañía ha realizado un pequeño lavado de cara de su prototipo para presentarlo  al Concurso de Elegancia de Pebble Beach, durante la Monterey Car Week. Su aspecto se ha actualizado con una nueva combinación de colores que mezcla el grafito con el color gris de su techo.

De momento toca esperar para saber si Lucid Motors consigue sacar su proyecto adelante. Recordamos que, a parte de la edición especial de este coche, cuyo precio llega hasta la inalcanzable cifra de 165 000 dólares, la intención del fabricante es que el Lucid Air más económico cueste alrededor de 60 000 dólares, una cantidad que, si bien no es asumible por la mayoría de los compradores, lo sitúan por debajo de competidores como el Tesla Model S. Eso sí, la red de recarga en este caso, no va incluida.


Galería de fotografías

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here