E-Prix de Zurich

El E-Prix de Zurich finaliza con Lucas Di Grassi como campeón y tercero en la clasificación global, a 39 puntos de un gran Sam Bird que, con 140 puntos, ha conseguido reducir de manera notable la ventaja con el llamado a ser campeón, Jean-Eric Vergne, que continúa lidera la tabla con 163 puntos.

Lucas Di Grassi hizo ayer historia en el E-Prix de Zurich y lo hizo por partida doble, ya que el piloto brasileño de Audi Sport Abt Schaeffler consiguió su primera victoria de la temporada, siendo el piloto ganador de la primera carrera en suelo suizo desde 1954. Di Grassi declaró tras la carrera: “Después de que las otras victorias se me hayan escapado entre los dedos, finalmente esta es mía”.

El piloto de Audi realizó una carrera excepcional, en la que consiguió remontar desde la sexta posición. El podio lo completaron Sam Bird (DS Virgin Racing) y Jerome d’Ambrosio (Dragon Racing).

El E-Prix de Zurich comenzó con Mitch Evans defendiendo la pole, la cual mantuvo sin demasiados problemas en las primeras vueltas, perseguido siempre por André Lotterer y Bird. Tras este momentáneo liderazgo, se produjo un choque en el que el alerón trasero del monoplaza de Abt acabaría sobre el asfalto, no deteniéndose el alemán para reemplazar la pieza hasta la vuelta 6.

Con Evans comenzando a ceder ante sus perseguidores, Di Grassi consiguió pasar primero a Bird y después a Lotterer, consolidándose como segundo y comenzado una agresiva persecución a Evans. Mientras se daba esta gran pelea en los primeros puestos, Vergne y Rosenqvist se vieron involucrados en un incidente en el que, el piloto sueco se quedó sin espacio para maniobrar mientras el francés intentaba adelantarle. Rosenqvist acabó chocando contra las barreras, pero finalmente acabó la carrera con el alerón delantero dañado.

Finalmente, en la cabeza de la carrera Lucas Di Grassi conseguía adelantar a Evans convirtiéndose en el nuevo líder de la carrera. En la vuelta 19, un alerón en mitad de la pista provocaba la aparición de bandera amarilla, situación que todos los pilotos aprovecharon para entrar en boxes y cambiar de monoplazas.

Con Di Grassi dando la sensación de tener controlada la carrera, ésta cambiaría totalmente durante la vuelta 32, al ser sancionados con “drive through” Lotterer, Evans, Vergne, Buemi y Lopez tras saltarse el límite de velocidad durante el período de bandera amarilla en todo el circuito. Los pilotos, en zona de cabeza, fueron obligados a hacer una parada extra por la calle de boxes, lo que provocó grandes movimientos en las posiciones, resultando claramente beneficiados Sam Bird y Jerome d’Ambrosio, que ascendieron a la segunda y tercera posición, respectivamente.

Lucas Di Grassi consiguió finalmente la victoria tras su gran remontada. Por su parte, el campeonato de Fórmula E cerrará la temporada en su última gran cita, las dos carreras que tendrán lugar en Nueva York durante los día 14 y 15 de julio.

Os dejamos el vídeo con los mejores momentos del E-Prix de Zurich, ¡que lo disfrutéis!:

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here