El canal de empresa está haciendo ha tirado de las ventas hacia arriba.

Un informe de Faconauto muestra que los coches vendidos en España son demasiado contaminantes para cumplir las exigencias europeas, son una media de 113 gr de CO2. Los fabricantes fomentan las automatriculaciones de eléctricos para evitar multas.

Las emisiones medias de dióxido de carbono (CO2) de los coches nuevos vendidos en España en el primer semestre del año se situaron en 113 gramos por kilómetro recorrido. La cifra supone un descenso del 4,2% respecto a la media del mismo periodo del año pasado, según datos de la consultora MSI para la patronal de los concesionarios, Faconauto.

Pese a que la reducción ha sido significativa, Faconauto considera que, con la configuración actual del mercado y con el impacto que ha tenido el COVID-19 sobre las matriculaciones, será imposible que el sector pueda cumplir con el objetivo de emisiones medias de 95 gramos que ha establecido la Unión Europea para el conjunto de 2020.

Esta tabla muestra el reparto de emisiones por comunidades autónomas:

El impulso de las automatriculaciones de eléctricos

Las nuevas tecnologías van ganando adeptos y esto está ayudando a reducir los niveles de contaminación del parque móvil en circulación.

  • la tecnología mildhibrid, que combina un motor convencional con un sistema eléctrico alimentado por una batería de 48V ha incrementando sus matriculaciones un 95%
  • los híbridos enchufables también han contribuido a reducir las emisiones medias de CO2, al incrementar un 42% sus ventas
  • pero son los vehículos 100% eléctricos los que se alzan como la gran esperanza para recortar emisiones. La pega, para los representantes de los concesionarios es que su cuota de mercado todavía es insuficiente.
    Faconauto contabiliza 5.182 matriculaciones en lo que va de año; de esas matriculaciones, una buena parte (1.384) son automatriculaciones de los concesionarios, mientras que los particulares han comprado 1.170 unidades entre enero y junio.

Automatriculaciones

La patronal explica que, tras reanudarse la actividad de los concesionarios en mayo, algunas marcas han redoblado sus esfuerzos para que las redes automatriculen vehículos eléctricos que les permitan cumplir con el objetivo de emisiones y, de ese modo, evitar las multas previstas por la UE.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here