eléctricos en China
Elon Musk, CEO de Tesla.

Seguro que has escuchado alguna vez la frase popular que dice aquello de que “en casa del herrero los cuchillos son de palo”, pues algo similar se puede aplicar al garaje de Elon Musk; porque el CEO de Tesla tiene algún eléctrico en su colección (todos de su marca, claro); pero, en número, ganan los modelos de combustión

Elon Musk es uno de los hombres más ricos del mundo. Esto, unido a su pasión por la tecnología y la automoción es la combinación perfecta para que la suya sea una de las colecciones de coches más envidiadas del momento.

Los que aquí aparecen no son todos los coches que posee o ha poseído Elon Musk. También tiene (o ha tenido) un Porsche 911, un BMW M5 (preparado por Hamann para aumentar su potencia hasta 603 CV) y un Audi Q7 (que dicen fue su inspiración para crear el Tesla Model X).

Y es que, según hemos podido saber, por sus manos han pasado marcas y modelos de lo más variopinto. Nosotros hemos hecho una selección de los que nos han parecido más representativos.

BMW 320i, la primera adquisición de Elon Musk

Un BMW 320i de segundo mano fue el primer coche que compró Elon Musk tras obtener el permiso de conducir, a principios de la década de los 90.

Cuentan que por este coche de combustión y matriculado en 1978 el empresario pagó alrededor de 1.200 euros. También que lo mantuvo durante varios años hasta que dejó que uno de los becarios de Zip2, la empresa que fundó para desarrollar nuevos productos de software se dio una vuelta con él y perdió una rueda.

McLaren F1, un gram caprichos

En 1999, Musk se pegó un gran capricho.

Todavía no era más rico que Jeff Bezos (el dueño de Amazon), pero había amasado una fortuna lo suficientemente grande como para comprar un McLaren F1, considerado por aquellos años el vehículo más rápido del mundo.

Contaba entonces con tan solo 28 años. Se pusieron a la venta pocas unidades del McLaren F1 y Musk, con su amor por los coches, le llevaron a hacerse con uno de ellos.

También hay una leyenda sobre este coche. Cuentan que tratando de presumir de pericia al volante delante de sus amigos lo estrelló contra un muro.

Ford Model T, una joya de la colección de Musk

Pocos vehículos han marcado tanto la historia del automovilismo como el Ford Model T; de hecho esta considerado el vehículo más influyente del s.XXI.

Se conoce que Elon Musk tiene un Ford Model T tras publicarlo mediante un tweet en el que decía que fue un regalo por parte de un amigo.

E-Type Jaguar Roadster, su “primer amor”

En el mismo tweet en el que publicaba que tenía un Ford Model T, Musk también admitía tener un E-Type Jaguar Roadster, al que considera “su primer amor”.

 

Lotus Sprit Submarine

No compró un Lotus Sprit Submarine; sino el de la película de James Bond La espía que me amó).

También hay anécdota: las malas lenguas afirman que lo compró con la preparación para moverse bajo el agua y, cuando intentó activar el control para que recuperara sus ruedas y pudiera circular por carretera, el coche no respondió. Ahí se dio cuenta de que era falso, era un truco utilizado en el cine.

Los Tesla de Elon Musk

La colección de automóviles de Elon Musk pasa por albergar grandes reliquias, pero también incorpora modelos de lo más novedosos.

Como es de esperar, en el garaje de Musk están todos los modelos que comercializa Tesla, incluido el polémico Cybertruck. Dicen que el que más utiliza es el Tesla Model S (el suyo, con acabado Performance); que el Tesla Roadster que tiene es una de las primeras unidades fabricadas; y que el Tesla Model solo lo utiliza “de vez en cuando”.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Please enter your name here