El próximo lunes entra en vigor el nuevo protocolo anticontaminación de Madrid. Eso ha hecho que los conductores que todavía no tienen la suya se afanen por conseguir las etiqueta medioambientales de la DGT.

Conseguir una etiqueta medioambiental de la DGT en Madrid empieza a ser misión imposible. El próximo lunes, 8 de octubre, entra en vigor el nuevo protocolo anticontaminación de Madrid y los vehículos que no tengan pegatina no podrán circular en episodios de alta contaminación.

La DGT comenzó a clasificar los vehículos en función de sus emisiones contaminantes hace un par de años. Tráfico dijo entonces que los vehículos más sostenibles recibirían sus etiquetas de forma gratuita.

Así fue. La DGT realizó un primer envío en el que todos los vehículos clasificados como Cero Emisiones (aquí se engloban todos los eléctricos) y ECO y algunos C recibieron en sus domicilios la pegatina sin pagar un euro a cambio.

Fueron un total de 16 millones de vehículos, pero otros tantos quedaron fuera.

Etiquetas medioambientales para motos y ciclomotores

Tráfico dijo que en los siguientes meses haría un segundo envío hasta completar el parque móvil nacional. Pero se lo pensó mejor y poco después dijo que los conductores que quisieran etiquetar sus coches debían comprar la pegatina.

Puso un precio: cinco euros. Y varios lugares de compra: oficinas de correos y Jefaturas Provinciales de Tráfico. A estos se unieron más adelante algunos talleres a través de un acuerdo con Cetraa.

No hay problema para los coches eléctricos

Desde Tráfico siempre han dicho que no es obligatorio llevar o tener la pegatina ecológica. Esta nació para marcar una discriminación positiva hacia los coches menos contaminantes, pero ciudades como Madrid o Barcelona han decidido utilizarlas como mecanismo para marcar las restricciones de tráfico en episodios de alta contaminación.

Cuando entre en vigor el nuevo Plan de Calidad del Aire de Madrid, los coches que no tengan etiqueta de la DGT no podrán circular.

Los coches eléctricos no tienen este problema. Primero porque los que en su momento estaban matriculados recibieron su pegatina de forma gratuita y los que no pueden adquirirla sin problema (las etiquetas que se están agotando en cuestión de minutos son las C).

Pero sobre todo, porque los coches eléctricos son los únicos que pueden circular, estacionar y seguir funcionando sin excepciones incluso si las condiciones medioambientales llegan al nuevo nivel de alerta fijado por el Ayuntamiento de Madrid.

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here