La isla de Lanzarote impulsa el vehículo eléctrico

0
424

Lanzarote está tratando de impulsar la movilidad eléctrica partiendo de su apoyo desde las instituciones públicas. Por el momento, y dentro del I Plan Insular de Energía del Cabildo presentado el pasado mes de mayo, el Cabildo ha adquirido dos vehículos 100% eléctricos.

Según la consejera de Energía e Industria, Rocío Arredondo, es necesario implicar a los ayuntamientos en el impulso de la movilidad eléctrica. Para ello, deben facilitar plazas de aparcamiento específicas para este tipo de vehículos, así como políticas fiscales de reducción del impuesto de circulación que atraigan a los usuarios hacia el vehículo eléctrico. La adaptación de esas ordenanzas municipales ya está teniendo eco el Consistorio de San Bartolomé con la rebaja de este tipo de impuestos.

Aunque según aseguró José Torres, presidente de la Cámara de Comercio, Lanzarote tiene la mayor flota de coches eléctricos de Canarias, se requiere una “mayor implicación de todos los agentes para seguir avanzando en materia de energías renovables”.

Contribución renovable

La presentación de los dos vehículos adquiridos por el Cabildo, tuvo lugar a las puertas del intercambiador de autobuses de la isla. Los modelos, son un Renault Twizy y una furgoneta Kangoo Z.E., que pueden ofrecer ahorros de entorno a un 40% en mantenimiento, y tienen un consumo de unos 28 euros mensuales frente a los 150 euros de media que habría que pagar de gasolina o diésel.a

La recarga de estos vehículos puede cerrar su círculo con la utilización de energía renovables autogenerada. Se da la circunstancia de que el intercambiador de autobuses de la isla cuenta con una instalación híbrida eólica – fotovoltaica de autoconsumo, que consta de un aerogenerador de eje vertical de 1,2 Kw de producción energética, y de una pequeña planta fotovoltaica instalada en la cubierta del edificio, en la zona de mayor aprovechamiento, que produce 2,6 Kw.

La producción anual de este sistema híbrido está estimada en unos 6.700 Kw/h. Asimismo, su funcionamiento supone que durante todo ese tiempo dejan de emitirse a la atmósfera 2,75 toneladas de dióxido de Carbono (CO2), y también que la energía generada por este sistema equivale a no consumir 3,6 barriles de petróleo por año”, defendió la consejera.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here