Informe de la REA (Asocicación de Energías Renovables de Reino Unido)
Informe de la REA (Asocicación de Energías Renovables de Reino Unido)

La REA, la voz de las energías renovables en Reino Unido, ha lanzado un informe que anticipa que es posible un cambio rápido a los vehículos eléctricos si se apoya en una clara estrategia del Gobierno sobre el despliegue de la infraestructura de carga.

La REA (Renewable Energy Association), la mayor asociación comercial de la industria de la energía renovable del Reino Unido, lanza su visión de futuro (Forward View) sobre la evolución del mercado de vehículos eléctricos en Reino Unido. El informe esboza el incremento en el ritmo de cambio tecnológico esperado entre 2017 y 2040, cuando la prohibición del Gobierno de la venta de nuevos vehículos de gasolina y diésel entre en vigor.

Según este informe  el comportamiento del consumidor cambiará a medida que los vehículos eléctricos se generalizan. El informe prevé:

  • Un aumento significativo en las distancias conducidas en modo eléctrico tanto por los vehículos cien por cien eléctricos como en híbridos enchufables. Esto implica un cambio en el negocio de las estaciones de gasolina tradicionales ya que muchos de los ‘repostajes’ se realizarán mediante la carga vinculada: la forma en que las personas interactúan con la carga será sustancialmente diferente de cómo interactúan con las gasolineras en la actualidad. Esta carga se completaría con la recarga pública tanto en cargadores de oportunidad, que puede ser o no de pago, y con la carga rápida en las autovías y autopistas, normalmente de pago.
  • Esta tarificación podría complementarse con tarifas inteligentes (que podrían permitir a los consumidores cobrar a diferentes precios, dependiendo de la necesidad y la capacidad de la red), en función de si se está utilizando energía renovable directamente o se está utilizando algún sistema de almacenamiento.
  • Reino Unido podría aumentar su cuota fabricación de automóviles, particularmente si se asegura una nueva inversión en instalaciones de fabricación de baterías y se establece un sistema de infraestructura de carga fiable y extensa para hacer de los vehículos eléctricos una opción fácil para los consumidores.
Nissan Leaf Reino Unido. Los coches eléctricos representan el 4,2% de cuota de mercado en Reino Unido. Foto Jonathan Nicholson NurPhoto vía Bloomberg
Nissan Leaf Reino Unido. Los coches eléctricos representan el 4,2% de cuota de mercado en Reino Unido. Foto Jonathan Nicholson NurPhoto vía Bloomberg

En este contexto la REA solicita al gobierno de Reino Unido una serie de actuaciones:

  • Una cantidad mínima de puntos de recarga para vehículos eléctricos en nuevos supermercados, aparcamientos y puntos de descanso determinado, con la posibilidad de añadir mayor capacidad adicional en un futuro.
  • Un reglamento para exigir la instalación de suministro eléctrico trifásico en todas las viviendas nuevas y la carga integrada en todos los desarrollos residenciales.
  • Fomento del uso de energías renovables y almacenamiento de energía en las principales estaciones de carga para proporcionar energía barata y de bajas emisiones de carbono, reduciendo además el estrés de la red.

Con la implementación de estos cambios la REA calcula que, en 2025, los vehículos eléctricos e híbridos enchufables  podrían representar el 50% de las ventas de vehículos nuevos en el Reino Unido.

Las empresas miembros de la REA están involucradas en el desarrollo de la infraestructura de carga del Reino Unido buscando desarrollar este sector. The Forward View ha sido elaborado por expertos como el Jefe de Vehículos Eléctricos Matthew Trevaskis y el Asesor Senior Ray Noble, miembros de REA y otras organizaciones externas.

Nissan Leaf Kia Soul EV Reino Unido. Fotógrafo Miles WillisGetty vía The Guardian
Nissan Leaf Kia Soul EV Reino Unido. Fotógrafo Miles WillisGetty vía The Guardian

Matthew Trevaskis, Jefe de Vehículos Eléctricos de la Asociación de Energías Renovables ha declarado “Esta visión hacia adelante es nuestra manera de comunicar que pensamos que el cambio a los vehículos eléctricos, en parte o en su totalidad, podría tener lugar mucho más rápidamente de lo que piensan la mayoría del público y gobierno. Es esencial que el Gobierno esté asumiendo que la transición sea lo más fluida posible y Gran Bretaña se beneficie de su actual posición de liderazgo, incorporando este cambio histórico con el anuncio de nuevas regulaciones en la construcción, inversiones  en la  infraestructura y una nueva política energética.

Para el momento en que entre en juego, en 2040, la prohibición de los vehículos  diésel y gasolina creemos que es probable que ya sea viable un sistema de movilidad alternativo. La prohibición ese un primer paso útil. Ahora  lo que se necesita es una clara estrategia de tarificación nacional y regional”.


Enlace al informe de la REA

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here