La guerra de la recarga rápida

CCS, CHAdeMO, supercargadores de Tesla y GB/T, en corriente continua. Cargadores con conectores tipo 2 en corriente alterna. La carga rápida será necesaria y no todos los formatos permanecerán para siempre.

La carga rápida se va a convertir en imprescindible con la nueva oleada de coches eléctricos con baterías de gran capacidad y autonomías suficientes para viajar. Por ahora los fabricantes europeos, los japoneses, los chinos y Tesla manejan formatos distintos de carga parcialmente  incompatibles entre ellos. Las diferencias, además de en el conector y las potencias de carga, están sobre todo en las comunicaciones entre el vehículo y el puesto de carga.

Actualmente existen varios formatos de carga rápida diferentes. La carga con corriente continua es más potente con corriente alterna. Actualmente con esta última el tope está en los 43 kW, mientras que en continua se habla de hasta 400 kW. Esas cifras representan, al final, tiempo de carga, algo que es imprescindible acortar para viajar.

Estaciones de carga en Europa - Tipo de estación y ratio por países
Estaciones de carga en Europa – Tipo de estación y ratio por países

En corriente continua tenemos  CCS, CHAdeMO, los supercargadores de Tesla y  GB/T en China. Y para corriente alterna tenemos cargadores con conectores tipo 2. Los fabricantes de infraestructura de recarga afirman que los formatos deben limitarse para mantener controlados los costes de los cargadores, que no pueden disponer de mangueras para todos.

En un estudio publicado por el banco suizo UBS se estima que sería necesario invertir 360.000 millones de dólares en los próximos ocho años para construir una infraestructura de carga global que exigirán las crecientes ventas de vehículos eléctricos. Para ello será clave la limitación de formatos: “El mercado de carga rápida va a crecer rápidamente, pero el problema de los diferentes tipos de conectores y comunicaciones tendrá que resolverse en el futuro”.

CCS en Europa

El formato CCS (Sistema de carga combinada) ha sido el elegido por la Unión Europea como su estándar de carga, aunque no prohíbe la instalación del resto de los formatos. BMW, Mercedes-Benz, Daimler, Ford y el Grupo Volkswagen (VW, Audi y Porsche) han unido sus fuerzas para crear, en 2020,  una red de 400 estaciones de carga rápida en las carreteras de 18 países europeos.

Claas Bracklo, jefe de electromovilidad de BMW y presidente de la Charging Interface Initiative (CharIN): “se trata de salvaguardar las inversiones para aquellos que ponen su dinero  en la movilidad eléctrica. Hemos fundado CharIN para tener  una posición de poder”.

Actualmente hay alrededor de 7.000 puntos de recarga CCS en todo el mundo según la CharIN, más de la mitad de ellas situadas en Europa

La movilidad eléctrica está todavía caminando sus primeros pasos y aún es pronto para predecir que tecnología de carga rápida prevalecerá. Sí parece que no será único el formato de carga y que será complicado conseguir una boquilla universal de carga.

Supercargadores de Tesla, CHAdeMO y GB/T

En la actualidad hay 16.639 puntos de recarga CHAdeMO, la mayoría situados en Japón y Europa, 8.496 supercargadores de Tesla, la mayoría en Estados Unidos, aunque en Europa también existe una red importante. En China hay 127.434 estaciones de carga GB/T (según la Alianza de Promoción de Infraestructura de Carga de Vehículos Eléctricos de China).

Tesla modifica la política de acceso gratuito a los supercargadores

Pasquale Romano, director ejecutivo de ChargePoint, una de las redes de recarga más grandes del mundo: “Creo que con el tiempo CHAdeMO y CCS convergerán, probablemente en el estándar actual de CCS. Aun no se sabe qué pasará con Tesla”.

Ventajas e inconvenientes de cada formato

Cada uno de estos formatos tiene pros y contras. Los supercargadores de  Tesla incorporan un conector propietario y solamente pueden utilizarlos  sus clientes para la recarga rápida en continua. El conector del coche permite además cargarlo en cualquier punto de recarga con corriente alterna. Además Tesla ha desarrollado un adaptador que permite a sus coches cargar en estaciones CHAdeMO. Y no parece renunciar al resto de formatos.  Es miembro de las iniciativas CHAdeMO y CharIN y está modificando sus modelos para el mercado chino para incorporar un doble puerto de carga compatible con GB/T algo que también están haciendo el resto de fabricantes.

El estándar CCS por su parte cuenta con un enchufe doble que permite la entrada de continua o de alterna y muchos fabricantes, con mucho dinero en sus bolsillos que apuestan por él.

CHAdeMO solo permite la carga en continua pero tiene la ventaja de ser bidireccional, permitiendo sacar energía de la batería e introducirla en la red.

Conector CHAdeMO
Conector CHAdeMO

Por ahora se siguen instalando conectores CCS, como supercargadores de Tesla como CHAdeMO en Europa y estados Unidos. China sigue adelante con el GB/T, lo que deja claro que no hay vencedores ni vencidos en esta guerra de enchufes. El estándar chino, que puede parecer el más débil no quiere ser abandonado por ningún fabricante, dado el tamaño de su mercado.

Nicolas Meilhan, analista principal de la consultora Frost & Sullivan advierte: “Si conduce un coche de gasolina, podrá repostar en cualquier lugar del mundo, un objetivo que no se conseguirá con los vehículos eléctricos“.

¿Estáis de acuerdo?

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here