A grandes males, grandes remedios… Algo así han debido pensar en Ámsterdam para animarse a anunciar una drástica medida para reducir la contaminación derivada del tráfico rodado

Lo harán de forma paulatina pero para cuando lleguen al último tramo, en 2030, ningún coche o moto, ya sea diésel o gasolina, podrá circular por Ámsterdam.

Con esta drástica medida, la capital de los Países Bajos pretende mejorar la calidad del aire. Su Plan Plan de Acción de Aire Limpio de la ciudad de Ámsterdam establece 2030 el área central de la ciudad debe estar libre de emisiones.

Un plan con distintas fases

Hasta llegar a la prohibición total de la circulación de vehículos con mecánica diésel o gasolina, Ámsterdam irá activando de manera paulatina diferentes medidas:

  • a partir del próximo año, se prohibirá el acceso al centro de la ciudad a los coches y motos diésel de más de 15 años
  • en 2022, los autobuses públicos que emiten partículas contaminantes quedarán también fuera del área central
  • en 2025 serán las embarcaciones de recreo que circulan por los canales, los ciclomotores y ciclomotores ligeros los que se vean afectados por este veto
Hyundai Ioniq destinado al carsharing eléctrico en Amsterdam
Hyundai Ioniq destinado al carsharing eléctrico en Amsterdam

Para sustituir a los coches de combustión, la ciudad de Ámsterdam pretende incentivar el uso del coche eléctrico o de hidrógeno. Para ello, van a incrementar notablemente el número de estaciones de recarga, para que en 2025 su número se sitúe entre los 16.000 y 23.000 (actualmente son alrededor de unos 3.000).

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here