Fidel Jiménez de Parga, director general de ŠKODA España, en Automobile Barcelona
Fidel Jiménez de Parga, director general de ŠKODA España, en Automobile Barcelona

ŠKODA está en el Salón de Barcelona ofreciendo al público su visión de un futuro más eléctrico, innovador y emotivo. Estas son las ideas centrales de la estrategia de transformación de la marca, de electrificación, puestas en marcha durante este 2019.

La novedad más inmediata es el ŠKODA SUPERB PHEV, el primer vehículo híbrido-enchufable de la marca. Será presentado internacionalmente a finales de este mes junto con el nuevo CITIGOe, su primer coche eléctrico.

La presente edición del Salón de Barcelona recoge los tres conceptos de movilidad sostenible de ŠKODA. Los prototipos VISION X y VISION RS, que ŠKODA ha desarrollado a lo largo de los últimos años, se expondrán en el stand de la marca con dos propuestas distintas. El primero, es un híbrido. El segundo, lleva un motor híbrido-enchufable.

Además, el prototipo de vehículo de dos ruedas KLEMENT, eléctrico, que representa la micromovilidad urbana “made by ŠKODA”.

La nueva era ŠKODA

Este 2019, coincidiendo con el centenario del Salón de Barcelona, supone una ocasión excepcional para ŠKODA. Tras más de 124 años de historia, la marca entra en la era de movilidad eléctrica. En los próximos cuatro años, ŠKODA invertirá 2.000 millones de euros en sistemas de propulsión alternativos y servicios de movilidad. Se trata del mayor programa de inversión de la historia de la marca. De cara a su electrificación, ŠKODA habrá introducido en el mercado diez modelos electrificados a finales de 2022.

Hablamos de todas estas cosas cuando informamos sobre la marca en el Salón de Ginebra. Entonces ya tuvimos noticias del Vision iV, basado en la plataforma modular de propulsión eléctrica (MEB) del Grupo VW. Se trata de un crossover coupé, de líneas deportivas y llantas de 22 pulgadas.

Y también conocimos el Klement. Entonces citábamos: “La nueva solución de movilidad eléctrica KLEMENT representa un estilo de vida moderno y respetuoso con el medio ambiente”. Supone una mirada atrás a la historia de la marca, según dice ŠKODA, que se remonta a cuando, 124 años atrás, sus fundadores Václav Laurin y Václav Klement empezaron a producir bicicletas.

Electrificación con el SUPERB PHEV y el CITIGOe

Esta nueva era ŠKODA queda reflejada en el estreno a finales del mes de los dos primeros coches electrificados. La nueva variante híbrido-enchufable de la berlina de gran tamaño de ŠKODA, el SUPERB, uno de sus modelos más emblemáticos. Se trata del primer paso concreto de la marca de Mladá Boleslav y, como tal, supone un hito histórico.

No menos importante será la presentación del urbano compacto ŠKODA CITIGOe, totalmente eléctrico. Este modelo vendrá equipado con un paquete de baterías que le otorgará una autonomía de hasta 300 kilómetros.

VISION RS

El continuo desarrollo de modelos de la marca queda patente en el VISION RS. Se trata de un compacto deportivo con motor híbrido-enchufable que ofrece una potencia combinada de 245 CV.

Klement representa no sólo la electrificación de ŠKODA, sino el concepto de movilidad de la marca.
Klement representa no sólo la electrificación de ŠKODA, sino el concepto de movilidad de la marca.

KLEMENT y la movilidad urbana

Pura, simple e intuitiva. Así es la nueva solución de movilidad eléctrica KLEMENT, que representa un estilo de vida moderno y ecológico. El futurista concepto de dos ruedas, se posiciona como una alternativa ecológica al coche en el mundo de la micromovilidad.

Un motor en el buje trasero eléctrico con recuperación de energía de frenada integrada aceleran el KLEMENT a una velocidad máxima de 45 km/h. Dos baterías permiten un alcance de más de 60 kilómetros. El KLEMENT está totalmente conectado. Por ejemplo, los niveles actuales de la batería pueden mostrarse a través de una app. Además, se puede predefinir un límite geográfico.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here