La aerodinámica del nuevo Nissan Leaf

Cuánto más aerodinámico sea un coche, menor será su resistencia al viento. De paso, mayor será su eficiencia, más bajo su consumo y, en el caso de los eléctricos, más ‘larga’ su autonomía. Dicho así puede resultar complejo pero Seat ha publicado un vídeo en el que explica qué es la aerodinámica de un coche de la manera más sencilla posible.

El cuidado por la aerodinámica y la eficiencia energética es siempre importante en un coche, pero en los coches eléctricos cobra más importancia si cabe debido a la constante preocupación por la autonomía.

Para conseguir que un coche presente la menor resistencia posible al viento, son varios los detalles a tener en cuenta. Un ingeniero de Seat aprovecha el tiempo de confinamiento para explicar a sus hijos algunos detalles importantes del mundo de la automoción. Se ha grabado en vídeo y así es cómo todos tenemos acceso a la explicación más sencilla sobre qué es y cómo funciona la aerodinámica de un coche.

La aerodinámica de un coche explicada con una botella de leche, un secador y una vela

“Para explicar la aerodinámica a un niño lo que tenemos que hacer es hablar como ellos”. Con esta premisa el ingeniero de la marca española, Ángel Suárez, se pone manos a la obra.

Una caja de leche, una botella, una vela y un secador. Con estos elementos y un poco de imaginación ha logrado que entendamos de forma sencilla la importancia de la aerodinámica.

Atent@ porque el vídeo solo dura minuto y medio:

“Si sacamos el brazo por la ventanilla del coche y ponemos el brazo en vertical con la palma levantada, el viento empujará el brazo hacia atrás. En cambio, si tumbamos el brazo con la palma hacia abajo podremos atravesar el viento sin esfuerzo”. Esa fuerza que empuja la mano, en el caso de los coches es como una pared de aire que tienen que mover. Cuanto más aerodinámico sea el vehículo, menos le costará moverse.

El experimiento comienza encendiendo la vela. El secador se pondrá en marcha, pero antes, una caja cuadrada se situa en medio. El aire choca contra la superficie de la caja y no consigue apagar la vela. En cambio, si en lugar de interponer una superficie plana, se colaca una redondeada… la vela se apaga.

“La formas cuadradas ofrecen mucha resistencia al avance, les cuesta empujar la pared de aire y las redondeadas hacen que el aire siga esa superficie. Podemos entrar en el aire y avanzar”, explica Suárez. “Cuanto más suaves y redondeadas sean las formas de un coche y menor superficie tenga en el frontal, le costará menos moverse. Podrá ir más rápido, aumentar la eficiencia y muy importante, reducirá el consumo, siendo respetuoso con el medio ambiente”.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here